Acetaminofén: dosis Adultos y sus Efectos Secundarios

Que es Acetaminofen

Medicamento acetaminofen para Adultos

Medicamento Acetaminofen. Sus usos y Contraindicaciones

 

El acetaminofen   también conocido en los Estados Unidos con el nombre de marca Tylenol, es un analgésico de venta libre. Se puede usar para ayudar con leves a moderados dolores de cabeza, dolores musculares, dolores de espalda, dolor de garganta y otros síntomas de resfriado, calambres menstruales, dolores de muelas y reacciones a las inyecciones. Algunas veces también se usa para aliviar el dolor de la osteoartritis.

En algunos países  el medicamento se conoce como paracetamol. Se vende bajo docenas de nombres de marca, incluidos Tylenol, Panadol y Mapap. También es un componente de más de 100 medicamentos, incluidos Alka-Seltzer Plus Cold & Sinus, NyQuil Cold / Flu Relief, Percocet y Excedrin.

El acetaminofen  es del grupo de los fármacos analgésicos y antipiréticos (reductores de fiebre). Funciona elevando el umbral del dolor para que solo se sienta un dolor más intenso. También le dice al cerebro que se enfríe el cuerpo durante la fiebre.

Sin embargo, a diferencia de los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como la aspirina y el ibuprofeno, el paracetamol no reduce la inflamación, según la Escuela de Medicina de Harvard. Pero mientras que los AINE pueden irritar el estómago y el revestimiento intestinal, el paracetamol no lo hace.

Dosificación del Acetaminofen

El acetaminofeno está disponible en forma de tabletas, tabletas masticables, cápsulas, líquidos, gotas, tabletas de liberación prolongada, tabletas de desintegración oral y supositorio rectal. Las formas orales se pueden tomar con o sin alimentos. Es importante no triturar ni masticar las tabletas de liberación prolongada, ya que esto puede aumentar el riesgo de efectos secundarios, ya que el medicamento se liberará de una vez.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), el acetaminofen es más efectivo si se toma cuando se presentan los primeros signos de dolor.

Los especialistas recomiendan  que las dosis de acetaminofen para los adultos   no exceda  los 4 miligramos por día. Si estás tomando acetaminofen  para la fiebre, no lo tomes  por más de tres días a menos que lo indique tu médico. Para aliviar el dolor, los adultos no deben tomar acetaminofen por más de 10 días y los niños no deben tomarlo por más de cinco, a menos que lo indique un médico.

No le dés  a los niños productos de acetaminofen que estén hechos para adultos. Determina  la dosis de productos de acetaminofen de un niño en función de su peso y  edad.

El acetaminofen ose puede incluir en otros medicamentos para la tos o los resfriados. Es importante que revises las etiquetas con cuidado si usas dos o más productos al mismo tiempo, ya que tomar múltiples medicamentos que contengan el mismo ingrediente activo podría causar una sobredosis.

Efectos Secundarios del Acetaminofen

Los estudios arrojan los  siguientes  efectos secundarios graves del acetaminofen. Si se te presenta alguno de estos, suspende el tratamiento y contacta a tu médico:

  • Piel roja, descamación o ampollas
  • Erupción
  • Urticaria
  • Comezón
  • Hinchazón de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o piernas
  • Ronquera
  • Respiración dificultosa

Sobredosis de Acetaminofen

“la sobredosis de paracetamol es uno de los envenenamientos más comunes en todo el mundo”. Aunque generalmente es bastante seguro en pequeñas dosis, puede ser peligroso o incluso mortal si se toma en grandes cantidades.

Se  enumeran  los siguientes síntomas de sobredosis de paracetamol:

  • Náusea
  • Necesidad de vomitar
  • Pérdida de apetito
  • Transpiración
  • Cansancio extremo
  • Sangrado o moretones inusuales
  • Dolor en la parte superior derecha del estómago
  • Coloración amarillenta de la piel u ojos
  • Síntomas similares a la gripe

En caso de estos síntomas, los pacientes deben buscar ayuda médica de inmediato. El tratamiento puede incluir N-acetilcisteína, un antídoto que puede tratar la sobredosis de paracetamol, aunque funciona mejor si se administra dentro de las ocho a 10 horas posteriores a la sobredosis, según el Centro de control de intoxicaciones de Utah. Otros tratamientos en la sala de emergencias pueden incluir laxantes, antídotos contra el veneno y carbón activado. Si una sobredosis grande no se trata, puede causar daño hepático o la muerte en unos pocos días.

Toxicidad del Acetaminofen o Paracetamol

En agosto de 2013, la FDA emitió un anuncio de seguridad sobre tres trastornos de la piel raros, pero potencialmente letales, asociados con el paracetamol. Los trastornos son el síndrome de Stevens-Johnson, la necrólisis epidérmica tóxica y la pustulosis exantemática generalizada aguda. Cualquier paciente que tenga una reacción en la piel, incluyendo una erupción o una ampolla, mientras toma acetaminofen debe dejar de tomar el medicamento inmediatamente y buscar atención médica de emergencia.

En respuesta a esta advertencia, las formas concentradas y las gotas de paracetamol para niños ya no se producen en los Estados Unidos.

Daño hepático

En los Estados Unidos, el paracetamol es la causa más común de insuficiencia hepática aguda y la segunda causa más común de insuficiencia hepática que requiere un trasplante.

En enero de 2014, la FDA emitió una declaración “recomendando a los profesionales de la salud que dejen de recetar y dispensar medicamentos de venta con receta que contengan más de 325 miligramos de acetaminofen  por tableta, cápsula u otra unidad de dosificación”. Aunque el riesgo de daño hepático por una sobredosis de paracetamol se conoce desde hace mucho tiempo, esta recomendación más reciente está dirigida a reducir el número de personas que tomaron una sobredosis al tomar demasiados medicamentos que contienen acetaminofén sin saberlo.

El daño hepático se produce cuando la ruta del glutatión del hígado se ve superada por un exceso de metabolito del paracetamol, NAPQI. Los compuestos tóxicos se acumulan en el hígado y lo dañan. Hay tres fases sintomáticas de daño hepático: náuseas, vómitos, pérdida de apetito y otros síntomas parecidos a la gripe; una fase inactiva durante la cual no hay incomodidad; y la aparición de anomalías en los análisis de sangre del hígado. Por esta razón, es importante buscar ayuda médica cuando aparecen los síntomas iniciales.

Los pacientes deben asegurarse de informar a su médico si tienen antecedentes de problemas hepáticos o si toman más de dos bebidas alcohólicas por día.

De hecho, beber alcohol puede hacer que el hígado convierta el paracetamol en su cuerpo en subproductos tóxicos, según la Escuela de Medicina de Harvard. Para protegerse contra esto, los hombres que toman acetaminofén no deben tomar más de dos bebidas alcohólicas por día, y las mujeres no deben tomar más de una bebida alcohólica por día.

Acetaminofen durante el  Embarazo

Las investigaciones muestran que el acetaminofen  puede afectar el desarrollo fetal durante el embarazo. Por ejemplo, un estudio de 2016 en la revista JAMA Pediatrics encontró que las mujeres que tomaron paracetamol durante el embarazo tenían más probabilidades de tener hijos que luego desarrollaran problemas de conducta, informó Live Science anteriormente.

Según un estudio de JAMA Pediatrics de 2014, las mujeres que tomaron acetaminofeno durante el embarazo tenían un mayor riesgo de tener hijos con trastorno por déficit de atención / hiperactividad (TDAH), informó Live Science anteriormente. Este estudio danés incluyó a 65,000 mujeres que dieron a luz entre 1996 y 2002.

Del mismo modo, una revisión de 2011 encontró un vínculo entre el uso de paracetamol de una mujer durante el embarazo y el riesgo de asma en los niños, y otro estudio de 2014 encontró que los niños cuyas madres usaron paracetamol durante más de 28 días durante el embarazo tenían un desarrollo motor y una comunicación más pobres en comparación con sus hermano.

Terminos Relacionados:

  • Acetaminofen Adultos
  • acetaminofen efectos secundarios
/* */