Qué tomar para la Amigdalitis: Tratamiento para la Amigdalitis en Niños y en Adultos

tratamientos amigdalitis

medicamentos para la amigdalitis

Tratamientos y Fármacos para Poder Aliviar la Amigdalitis

Las amígdalas son dos glándulas pequeñas que se encuentran a ambos lados de la garganta. En los niños pequeños, ayudan a combatir los microorganismos y actúan como una barrera contra las infecciones. Cuando las amígdalas se infectan, aíslan la infección y detienen la propagación en el cuerpo.

La amigdalitis es una condición en la cual las amígdalas se infectan, debido a un virus o bacteria. Es un trastorno bastante frecuente entre los niños, en el que las amígdalas se inflaman y comienzan a doler. La mayoría de los casos son causados ​​por virus y se tratan los pueden atender sin necesidad de hospitalización con medicamentos comunes de venta libre utilizados para combatir el dolor de garganta.

En algunas situaciones, la amigdalitis es causada por una infección bacteriana y por esta razón son necesarios los antibióticos.  La extirpación de las amígdalas (amigdalectomía) alguna vez fue una opción frecuente en los pacientes con amigdalitis recurrente, mientras que hasta la fecha la cirugía se limita solo a aquellos que no responden adecuadamente a tratamientos menos invasivos.

Los síntomas de la amigdalitis aguda, como dolor de garganta y fiebre, generalmente desaparecen en un tiempo breve sin ser tratados. La fiebre, cuando está presente, generalmente tiende a resolverse antes del dolor y la inflamación de las amígdalas.

Con el paso de los años, el sistema inmunológico de los niños se desarrolla y fortalece, las amígdalas se vuelven menos importantes y, por lo general, se reducen, tanto que en la mayoría de las personas el cuerpo es capaz de combatir estas amenazas sin amígdalas.

 

Causas de la Amigdalitis

Cuando las bacterias y los virus ingresan al cuerpo a través de la nariz y la boca, las amígdalas actúan como un filtro, activando los glóbulos blancos contra los microorganismos patógenos y provocando una infección no grave de las amígdalas. Si la infección empeora, por el contrario, se desarrolla una amigdalitis,  las amígdalas comienzan a doler y se inflaman.

También te Puede Interesar  Endometriosis que es y sus Síntomas: Tratamiento para Endometrio Engrosado

La mayoría de los casos de amigdalitis son causados ​​por una infección viral; Los virus que más comúnmente causan amigdalitis son:

  • Los rinovirus
  • Virus de la influenza
  • Virus de la parainfluenza
  • Los enterovirus
  • Adenovirus
  • Virus del sarampión

En otros casos puede ser el virus responsable puede ser el virus de la mononucleosis (virus de Epstein-Barr), mientras que en otros casos la infección es causada por una infección bacteriana; cuando es causada por una cepa específica de bacterias (estreptococos del grupo A), también se denomina dolor de garganta por estreptococos, que presenta los siguientes síntomas:

  • Aparición repentina de dolor e inflamación
  • Dolor en los ganglios linfáticos del cuello
  • Fiebre alta
  • Ausencia de congestión nasal

Si la amigdalitis es causada por estreptococos u otros tipos de bacterias, es necesario recurrir a los antibióticos, sin embargo, en la mayoría de los casos, los responsables son los virus y, en este caso, la única terapia posible es la de remedios o medicamentos caseros.

 

Transmisión de la Amigdalitis

El dolor de garganta en sí no es contagioso, pero sí lo son las infecciones que lo causan. Los virus, como los que causan resfriados y gripe, se propagan a través de contactos cercanos con pacientes infectados, por ejemplo, cuando una persona infectada tose o estornuda, el virus se libera al medio ambiente en forma de millones de gotitas que salen de la nariz y la boca. Te puedes infectar respirando estas gotitas contaminadas o si tocas una superficie o un objeto en el que se han difundido estas mismas gotas.

 

Los Síntomas de la Amigdalitis

Las amígdalas inflamadas están enrojecidas e inflamadas y puedes experimentar un dolor intenso en la garganta, lo que dificultará la deglución. En algunos casos las amígdalas también tienen placas de pus. Otros síntomas comunes de la amigdalitis pueden ser:

fiebre (a veces elevada)

  • Tos,
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oido
  • Sentirse enfermo
  • Fatiga
  • Ganglios linfáticos del cuello inflamado y doloroso
  • Pérdida de voz (ronquera)
También te Puede Interesar  Conoce los mejores tratamientos farmacologicos para la neumonia en niños

Los síntomas generalmente mejoran espontáneamente después de tres o cuatro días. Si el dolor de garganta tiene causas virales, los síntomas generalmente son leves mientras que si la amigdalitis es causada por una infección bacteriana, como una infección por estreptococos, los síntomas suelen ser más graves y también puede aparecer mal aliento.

El diagnóstico diferencial es difícil a través de la observación de la garganta sola, por lo que a menudo se requiere la verificación. Las complicaciones son generalmente raras y pueden ocurrir solo si la causa es una infección bacteriana. Por lo general, son el resultado de propagar la infección a otra parte del cuerpo.

Si no se tratan, las amígdalas, la inflamación, pueden bloquear la respiración normal (obstrucción respiratoria) y causar apneas del sueño y otros trastornos. También se puede recoger pus entre las amígdalas y los tejidos blandos que lo rodean, formando un absceso. El absceso puede cubrir una gran parte de los tejidos blandos en la parte posterior del paladar (paladar blando) y, en casos raros, el absceso puede diseminarse hacia el torrente sanguíneo o hacia el cuello o el tórax.

Algunas cepas de estreptococos que causan la infección que causa la amigdalitis también pueden causar inflamación renal (pielonefritis) o fiebre reumática, una enfermedad grave que puede afectar el corazón, las articulaciones, el sistema nervioso y piel.

 

Tratamiento y Fármacos para la Amigdalitis

La amigdalitis causada por un virus generalmente se trata con medicamentos de venta libre y remedios caseros, pero cuando es causada por una infección bacteriana es necesario el tratamiento con antibióticos. Las penicilinas para uso oral (el fármaco de elección es la amoxicilina más el ácido clavulánico) normalmente deben tomarse durante al menos 10 días. Otros tipos de antibióticos, por otro lado, requieren una terapia más corta.

Usa paracetamol o ibuprofeno  para disminuir la fiebre y aliviar el dolor. No administres aspirina a niños menores de 12 años  ya que existe el riesgo de que contraigan el síndrome de Reye una enfermedad potencialmente mortal.

Probablemente te sentirás mucho mejor  después de un día o dos, pero es importante seguir la terapia hasta el final, según lo prescrito por tu médico ya que la infección puede recurrir. Si el niño tiene dificultad para tragar, los antibióticos también se pueden administrar con una inyección. En algunos casos, la terapia con esteroides (cortisona) puede reducir la inflamación.

También te Puede Interesar  Cómo Mejorar el Hígado Graso: Tratamiento Farmacológico

La cirugía ya no es la terapia normal para la amigdalitis, pero la extirpación de las amígdalas (amigdalectomía) puede ser aconsejable cuando las otras terapias no son efectivas.

 

Remedios Caseros para la Amigdalitis

Como te he comentado en la mayoría de los casos, la amigdalitis es causada por una infección viral, por lo que los antibióticos son inútiles, lo único que hay que hacer es esperar a que el virus siga su curse necesitará de una semana o dos.

El dolor de garganta puede ser realmente desagradable. Estos consejos pueden ser útiles:

Bebe mas Es recomendable beber líquidos tibios como sopas, caldos y té

Haz gárgaras con agua y bicarbonato. Diluye un cuarto de cucharada en dos decilitros de agua tibia, haz gárgaras y escupe el agua.

Usa miel y limón. Mezclar la miel y el limón en un vaso de agua tibia. Dejar enfriar a temperatura ambiente y beber en pequeños sorbos. La miel protege e hidrata la garganta, mientras que el limón ayuda a disminuir la flema. No uses miel o jarabe de trigo para niños menores de un año.

Humidificar el medio ambiente. Si el aire es más húmedo, la garganta estará menos irritada y será más fácil dormir. Cambia el agua del humidificador al menos una vez al día y límpialo al menos una vez cada tres días para evitar el desarrollo de mohos y bacterias dañinas.

Evita fumar y otras sustancias que contaminen el aire. Fumar irrita la garganta, especialmente cuando ya está inflamada.

Mantén tu voz en reposo. Si hablas la garganta, podría irritarse más y perder temporalmente la voz (laringitis).

Puntúa este Articulo

Terminos Relacionados:

  • amigdalitis que tomar
  • las admidalas no desaparecen co tratamiento
  • medicamentos para amigdalitis
  • que medicamento es bueno para eliminar La amigdalas de la garganta
  • que tomar para la inflacio de agmidalas
/* */