Amoxicilina para Perros dosis por Peso 

Medicina Amoxicilina para Perros

Amoxicilina para Perros dosis por Peso

La Amoxicilina para qué se usa en los Perros  

Al igual que los humanos, los perros también están plagados de diversas infecciones bacterianas. La amoxicilina es un remedio popular para tratar una variedad de infecciones desarrolladas en los perros. Este medicamento recetado ha sido muy eficaz para curar las infecciones bacterianas que afectan el tracto urinario, la vejiga, la piel e incluso el sistema respiratorio. La amoxicilina también es útil para acelerar la curación de una herida o lesión de tu perro.

 

¿Qué es la Amoxicilina?

La amoxicilina es un antibiótico que pertenece al grupo de la penicilina. Su acción es bactericida, lo que significa que destruye las bacterias en lugar de prevenir su reproducción. Se considera un antibiótico de amplio espectro porque es efectivo contra una gran variedad de bacterias. Además, su acción se potencia aún más cuando la amoxicilina se conecta al ácido clavulánico.

El ácido clavulánico no tiene una acción antibiótica en sí, pero es capaz de inhibir la beta-lactamasa, una enzima secretada por ciertas bacterias, y por lo tanto inactivar ciertos tipos de antibióticos. Por lo tanto, la combinación de amoxicilina se administra junto con ácido clavulánico, tiene una mayor acción contra las bacterias.

Usos de la Amoxicilina en Perros

La amoxicilina es un antibiótico utilizado por los seres humanos, y también está aprobado para su uso en el campo veterinario. Como tal, a menudo se prescribe para gatos y perros.

La amoxicilina para perros funciona destruyendo las bacterias, deteniendo su crecimiento y poniendo fin a la infección. Una vez que comienzas el tratamiento con amoxicilina, es probable que el perro se recupere en 7-10 días. Es conveniente que conozcas más sobre infecciones bacterianas en perros para proteger a tu mascota de enfermedades mas graves.

La amoxicilina está disponible en las farmacias y la puedes encontrar en forma líquida y en tabletas. También se puede administrar por vía intravenosa. Sin embargo, si el perro padece problemas de salud digestiva, usar la forma inyectable de amoxicilina sería una mejor opción. Las dosis te la prescribirá el veterinario y estas dependerán de la infección que se va a atacar y del peso del animal.

Los diferentes tipos de infecciones se tratan con amoxicilina. Además de las infecciones del oído, a los perros también se les receta este medicamento para heridas en la piel, abscesos dentales, infecciones de la piel e infecciones de la vejiga. Sin embargo, la mayoría de las veces, la amoxicilina se prescribe para tratar infecciones causadas por bacterias sensibles. También hay otro tipo de amoxicilina que no requiere receta médica.

Infección del oído: Un perro con una infección de oído también puede tratarse con amoxicilina. En primer lugar, el veterinario examinará el oído para determinar la gravedad de la infección y luego prescribirá  la dosis que debe administrarse, por lo general, dos veces al día. El antibiótico no solo es asequible, sino que puede hacer maravillas para curar este tipo de problemas en el oído del perro, especialmente los asociados con el canal auditivo.

Dosis de la Amoxicilina para Perros por Peso del Animal

El peso del perro se toma en consideración cuando se decide prescribir una  dosis. Para que el medicamento sea efectivo, la dosis recetada del medicamento es de 10 a 25 mg por kilogramo, o 5 a 10 mg por libra de peso corporal. Por ejemplo, si el perro pesa 50 libras, la dosis recomendada sería de 250 mg, que se administra cada 12 horas. Cualquiera que sea la dosis, el medicamento se administra dos veces al día. Sin embargo, en el caso donde la infección se considere grave, el medicamento puede administrarse 3 veces al día.

Efectos secundarios de la Amoxicilina en los Perros

Aunque el uso de amoxicilina es una opción segura, algunos efectos secundarios pueden causar incomodidad al canino. Por lo tanto, la amoxicilina debe administrarse de acuerdo con las instrucciones del veterinario para evitar el riesgo de efectos secundarios. Estos son los efectos secundarios mas comunes de la amoxicilina, que se observa en perros:

.- Problemas estomacales: la amoxicilina para perros puede causar malestar estomacal. Este trastorno estomacal causa dolor que puede desaparecer en unos días y no es motivo de gran preocupación. Si esto continúa por más de unos pocos días, se recomienda informar el problema al veterinario.

.- Vómitos: este es otro efecto secundario de la amoxicilina, que se nota en los perros después de la ingestión del medicamento. Si el vómito persiste o se deteriora el estado de salud del perro, entonces es necesario contactar a un veterinario para evitar el daño de la salud del perro.

.- Diarrea: la medicina puede interferir con el funcionamiento normal de la defecación. Los perros que toman amoxicilina pueden excretar heces blandas o sueltas. Sin embargo, este efecto secundario no continuará una vez que el yogur natural esté incluido en la dieta del perro. Aprenda más sobre alimentos para perros con diarrea.

.- Pérdida de apetito: en el caso de que la amoxicilina cause diarrea o malestar estomacal en tu mascota, es probable que interfiera con el apetito del perro. El perro puede comer mucha menos comida todo el día debido a problemas estomacales.

Efectos secundarios serios de la amoxicilina en perros

Los efectos secundarios graves asociados con  la administración de la amoxicilina son pocos probables. Los perros generalmente responden bien a la amoxicilina. Las convulsiones, la sangre de las heces y la diarrea crónica observada en los perros durante el tratamiento son motivo de preocupación. Otros efectos secundarios graves incluyen:

Reacciones alérgicas: un porcentaje muy pequeño de perros que toman estos medicamentos desarrolla reacciones alérgicas que pueden tener graves repercusiones en la salud física de los perros. Los signos de una reacción alérgica observada en los perros incluyen erupciones cutáneas, fiebre, hinchazón de la cara o las patas. Otros síntomas incluyen dificultad para respirar y arritmia cardíaca. En tales casos, el medicamento debe suspenderse de inmediato.

Si la infección de oído de tu perro se ve mejor después de unos días, no dejes de usar la amoxicilina. Según estos expertos “el régimen antibiótico debe durar al menos siete días, pero 12 días es mejor en la mayoría de los casos.

La regla general es administrar antibióticos para perros durante al menos tres días más de lo que parece que hay un problema. Si escatimas en la duración de la dosis, realmente puedes arrepentirte más tarde, ya que los medicamentos que utiliza perderán efectividad en algunas bacterias que lograrían hacerse resistentes al medicamento.

Las prescripciones y medicamentos de venta libre deben usarse con precaución. Aunque es raro, un pequeño porcentaje de perros es alérgico a ciertos antibióticos, incluida la amoxicilina. Los antibióticos nunca se deben administrar a un perro joven sin consultar a un veterinario, ni tampoco usar medicamentos de humanos sin la aprobación del veterinario.

Terminos Relacionados:

  • dosis amoxicilina perros
  • cuánto de amoxicilina se le puede dar a un perro
  • amoxicilina clavulanico en perros
  • eficacia de la amoxicilina en veterinaria
  • amoxicilina perros dosis
/* */