Qué es la Artrosis y cómo se cura: Artrosis tratamiento Farmacológico

tratamientos artrosis

cómo se cura la Artrosis tratamiento Farmacológico

 

Tratamientos y Medicamentos para el padecimiento de la Artrosis

La artrosis (o osteoartritis según la terminología anglosajona) es la forma más frecuente de artritis y se diagnostica especialmente en pacientes ancianos. En general, la enfermedad afecta  los cartílagos, el tejido resistente y elástico que cubre los huesos donde se unen para formar una articulación. Un cartílago sano permite que los huesos fluyan unos sobre otros.

También absorbe la energía liberada por el choque del movimiento físico. En la artrosis, el recubrimiento superficial del cartílago se rompe y se desgasta. Las superficies óseas descubiertas se frotan unas contra otras, provocando:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Pérdida de movilidad de la articulación

Las articulaciones más frecuentemente afectadas son:

  • El mas pequeño de los dedos (meñique)
  • Dedos pulgares
  • Cuello (artrosis cervical)
  • Espalda baja
  • Rodillas y también

Se manifiesta de manera diferente según cada paciente. Puede evolucionar rápidamente, pero en la mayoría de los casos el daño articular se desarrolla gradualmente con el tiempo. En algunos casos, la enfermedad es relativamente leve e interfiere marginalmente con las actividades diarias, mientras que en otros causa dolor severo y discapacidad.

Con el tiempo, la articulación también puede deformarse y se pueden formar pequeños depósitos óseos, llamados osteofitos o espolones óseos, en los bordes articulares. Los pedazos de hueso o cartílago pueden romperse y moverse libremente dentro del espacio articular. Esto provoca la intensificación del dolor y un mayor daño.

En el caso de que tu padezcas osteoartritis seguramente sueles tener dolor y rigidez en las articulaciones. A diferencia de otras formas de artritis, como la artritis reumatoide, la osteoartritis solo afecta la articulación, no afecta la piel, los pulmones, los ojos ni los vasos sanguíneos.

En la artritis reumatoide, otra forma común de artritis, el sistema inmunitario ataca los tejidos de las articulaciones y causa dolor, inflamación y, posiblemente, lesiones y deformaciones en las articulaciones. Ocurre típicamente en sujetos más jóvenes, causando hinchazón y enrojecimiento articular. También puede dar síntomas generales como malestar, fatiga y fiebre.

La afección articular, en el caso de la artritis reumatoide, suele ser simétrica, por lo tanto, si te afecta una articulación, generalmente tendrás los mismos síntomas en la misma articulación del otro lado del cuerpo. La osteoartritis, por otro lado, puede afectar una sola articulación o afectar los dos lados, pero con intensidades muy diferentes.

También te Puede Interesar  Por Qué salen los Quistes en los Ovarios: Tratamiento para Quiste Ovárico

 

Cuáles son las Causas de la Artrosis

Lo que se sabe es que es el tipo más común de artritis y el porcentaje de pacientes afectados aumenta con la edad, sin embargo, aún se desconoce la causa exacta de la artrosis. La hipótesis más extendida es que la enfermedad tiene un origen multifactorial, que es causada por múltiples causas coexistentes.

La magnitud y la gravedad del proceso también parecen depender de la cantidad de factores involucrados, su intensidad y la duración de la acción.

 

Síntomas de la Artrosis

En general, la enfermedad se produce gradualmente. En las etapas iniciales, las articulaciones pueden dolerte después de un trabajo o un ejercicio físico, luego el dolor articular tiende a ser más persistente. También puede ocasionarte rigidez, especialmente cuando te despiertas por la mañana o permaneces en la misma posición durante mucho tiempo.

Aunque la osteoartritis puede afectar a cualquier articulación, en su mayoría se manifiesta a

  • Manos
  • Rodillas
  • Columna vertebral (cuello o espalda baja)

Diferentes manifestaciones pueden depender de la implicación de articulaciones específicas.

Manos: La artrosis de las manos parece tener algunas características de herencia. En otras palabras, tiene una tendencia familiar. Una mujer cuya madre o abuela tiene o ha sufrido osteoartritis de las manos tiene más riesgos que los normales de padecerla. La osteoartritis de las manos es más común en las mujeres. En muchas, se manifiesta después de la menopausia.

Rodillas: Las rodillas se encuentran entre las articulaciones más frecuentemente afectadas por la osteoartritis. Los síntomas de la osteoartritis incluyen rigidez, hinchazón y dolor, síntomas que pueden dificultar el caminar, trepar y entrar o salir de un automóvil o una bañera. La osteoartritis de las rodillas puede causar discapacidad.

También: las caderas son frecuentemente afectadas por la osteoartritis. Como en el caso de las rodillas, los síntomas son dolor y rigidez articular. A veces, sin embargo, el dolor se siente en la ingle, en el interior del muslo, en las nalgas o incluso en las rodillas. La artrosis de cadera puede limitar el movimiento y la capacidad de doblarse, lo que hace que las actividades triviales complejas como vestirse o usar zapatos.

También te Puede Interesar  Cómo Mejorar el Hígado Graso: Tratamiento Farmacológico

Columna vertebral: la osteoartritis de la columna vertebral (artritis cervical) puede ocurrir con rigidez y dolor en el cuello o en la parte inferior de la espalda. En algunos casos, los cambios debidos a la artritis pueden comprimir los nervios en su punto de salida de la columna vertebral, causando debilidad, hormigueo o entumecimiento en los brazos y piernas. En casos severos, también puede alterar las funciones de la vejiga y el intestino.

 

Tratamientos y Fármacos para la Artrosis

Los programas de tratamiento más eficaces se basan en un conjunto de enfoques personalizados sobre cada caso individual, el estilo de vida y las condiciones generales de salud. En su mayoría, los programas incluyen formas de controlar el dolor y mejorar la función, pero los cuatro objetivos del tratamiento de la osteoartritis que puedes proponerte llevar a cabo son:

  • Controlar el dolor
  • Mejorar la función articular
  • Mantener un peso corporal normal
  • Lograr un estilo de vida saludable

Y esto lo puedes lograr a través de:

  • Actividad fisica
  • Control de peso
  • Técnicas no farmacológicas de reducción del dolor y terapias alternativas
  • Medicamentos para el dolor
  • Cirugía

Actividad física

Se ha demostrado que el ejercicio es uno de los remedios más efectivos para la osteoartritis y, por lo tanto, representa una obligatoria herramienta del tratamiento. El ejercicio puede mejorar el estado de ánimo y los resultados pueden llegar a ser:

  • Reducción del dolor
  • Aumento de la flexibilidad
  • Fortalecimiento del corazón y mejoramiento de la circulación
  • Control del peso corporal
  • Promoción de un buen estado físico general

La actividad física también puede ser barata y, si se practica correctamente, tiene pocos efectos secundarios negativos. La cantidad y el tipo de ejercicio prescrito dependerán de las articulaciones que sufran, la estabilidad de la articulación y cualquier cirugía previa. Caminar, nadar y hacer ejercicios aeróbicos en el agua son ejemplos de actividades físicas indicadas para sujetos con osteoartritis.

El médico o el fisioterapeuta pueden recomendarte ejercicios específicos, según el caso particular. También es importante dar espacio al descanso y alivio de las articulaciones.

Las personas con osteoartritis pueden recurrir a varias formas no farmacológicas para aliviar el dolor como:

Frío y calor: el calor o el frío (o una combinación) pueden ser útiles para el dolor articular. El calor se puede aplicar con varias precauciones (servilletas calientes, compresas calientes, baños calientes o duchas). Funciona al aumentar el flujo sanguíneo y reducir el dolor y la rigidez. En algunos casos, las compresas frías (hielo o verduras congeladas, envueltas en una servilleta), que reducen la inflamación, pueden aliviar el dolor o disminuir la sensibilidad de un área inflamada. Pregunta a tu médico o fisioterapeuta cuál de los dos, frío o calor, está indicado en tu caso.

También te Puede Interesar  Cómo Tratar a una Persona con Alzheimer: Síntomas y Tratamiento del Alzheimer

La artrosis suele tratarse con algunos medicamentos:

Analgésicos: los analgésicos orales, como el paracetamol (Tachipirina), son a menudo el primer enfoque para la reducción del dolor en individuos con osteoartritis.

AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos): comúnmente utilizados para el tratamiento de la artrosis, los AINE son un gran grupo de medicamentos con acción tanto analgésica como antiinflamatoria. Ejemplos de AINE son medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno. Algunos AINE también pueden comprarse sin receta, mientras que más de una docena de estos compuestos, incluida una subclase llamada inhibidores de la COX-2 (celecoxib, etoricoxib), requieren una receta médica obligatoria.

Narcóticos o drogas que actúan sobre el sistema nervioso central: a veces, si los analgésicos de venta libre no funcionan y existen contraindicaciones para el uso de AINE, se prescriben analgésicos específicos para el dolor. Estas drogas implican riesgos, incluida la adicción potencial.

Corticosteroides: son hormonas con una poderosa acción antiinflamatoria (cortisona), secretadas por el cuerpo o producidas artificialmente para uso farmacéutico. Se pueden inyectar en las articulaciones afectadas como un remedio temporal para el dolor. Esta es una medida a corto plazo, generalmente no se recomienda más de dos a cuatro veces al año. Los corticosteroides por vía oral generalmente no se usan en el tratamiento de la osteoartritis. Se utilizan ocasionalmente para episodios inflamatorios agudos.

Sustitutos del ácido hialurónico: a veces llamados suplementos de viscosidad, estos sustituyen un componente natural de la articulación, que interviene en la lubricación y nutrición del cartílago. De acuerdo con el producto prescrito, la administración requerirá una serie de tres o cuatro inyecciones. Estos productos están aprobados solo para la osteoartritis de rodilla.

Otros medicamentos: Hay varios otros medicamentos que tu médico puede administrar para la osteoartritis. Incluyen analgésicos para uso tópico, en forma de cremas, pomadas y aerosoles

Puntúa este Articulo
/* */