Medicamentos para Dejar de Beber Alcohol

medicina para dejar de beber

medicamentos para dejar de beber alcohol

Medicamentos para Dejar de Beber Alcohol

El alcoholismo es una enfermedad crónica en la que el cuerpo se vuelve adicto al alcohol. Los alcohólicos no pueden controlar su relación con el alcohol y sienten lo siguiente:

  • Necesidad fuerte y urgente de beber
  • Pérdida de control, es decir, ya no puede dejar de beber una vez que comienza
  • Dependencia física con síntomas de abstinencia
  • Necesidad de beber más y más alcohol para sentir el mismo efecto

Cuando una persona sufre de alcoholismo, continúa bebiendo incluso cuando sabe perfectamente que el alcohol le causa problemas relacionados con, la salud, la Familia, el trabajo y sus finanzas. Es posible tener un problema en la relación con el alcohol sin sufrir todos los síntomas del alcoholismo, esta situación se conoce como abuso de alcohol y se caracteriza por un consumo exagerado sin la dependencia física.

Beber grandes cantidades de alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar diferente tumores, puede dañar el hígado, el cerebro y otros órganos. Beber durante el embarazo puede dañar gravemente al niño. Incluso el consumo moderado aumenta el riesgo de muerte debido a accidentes de tráfico, lesiones, asesinatos y suicidios.

Si observas que padeces alcoholismo porque abusas del alcohol y no puedes reducir el consumo de este, necesitas solicitar ayuda externa. Debes consultar con tu médico e incluso acudir a instituciones que se dedican a sacar a las personas de la dependencia del alcohol. Hazlo sin ninguna vergüenza, el alcoholismo es un mal que se puede combatir con el apoyo de especialistas.

 

Quieres Saber si estás Bebiendo demasiado Alcohol

Puede ser que estés sintiendo los primeros síntomas del alcoholismo y es posible que ya estés por encima del límite si:

  1. Sientes dentro de ti que estás exagerando
  2. Otras personas han criticado tu forma de beber
  3. Te sientes culpable
  4. Necesitas beber en la mañana apenas te despiertas, para relajarte
  5. No puedes recordar lo que pasó la noche anterior porque bebiste demasiado
  6. Sucede más o menos a menudo que no eres capaz de cumplir tus compromisos debido a la bebida

 

Que puede Causar el Alcoholismo

No hay una sola causa que pueda explicar el riesgo de incurrir en alcoholismo, pero los investigadores creen que es un delicado y complejo entrelazamiento de factores genéticos y ambientales.

Los genes en el ADN que controlan el metabolismo del alcohol son responsables del aumento / disminución del riesgo; esta es una de las posibles explicaciones sobre los factores hereditarios que se encuentra en relación con los problemas de  abuso del alcohol (el riesgo de alcoholismo es mayor entre los que tienen un padre alcohólico).

La edad de inicio podría ser un factor significativo, ya que parece que el consumo temprano puede influir en la expresión génica (epigenética) aumentando así el riesgo de adicción; en este caso, es más probable que sea un entretejido complejo de causas y efectos, ya que aquellos que están genéticamente predispuestos tienen más probabilidades de comenzar a beber a una edad temprana.

Un pasado de trauma infantil puede aumentar el riesgo de ser víctima de alguna adicción, incluido el alcohol, así como la ausencia de la familia durante los años de la infancia y la adolescencia. Los hombres tienen un mayor riesgo de dependencia que las mujeres, pero las mujeres son más propensas a padecer trastornos de la bebida como la enfermedad hepática.

La dependencia surge gradualmente, beber demasiado y regularmente durante un período prolongado puede causar dependencia física del alcohol también debido a los cambios que la sustancia induce a nivel físico y sobre todo metabólico; estos cambios incluyen, entre otras cosas, una mayor sensación de bienestar durante la ingesta, lo que hace que te inclines a beber y hacerlo con más frecuencia.

Desde este punto de vista, por lo tanto, los factores de riesgo que te pueden llevar a ingerir alcohol son:

  • Facilidad de acceso al alcohol, (No hay restricción para buscar los tragos)
  • Depresión y otros trastornos mentales, que hacen que el paciente se incline a buscar soluciones para aliviar su malestar
  • Factores sociales y culturales (tener amigos o el compañero que beben regularmente puede aumentar el riesgo de alcoholismo, así como la representación del alcohol por parte de los medios que puede transmitir el mensaje de que es necesario beber para sentirse a la moda)

Con el tiempo, como cualquier otra sustancia de adicción, la búsqueda del placer inducido por la sustancia da paso a la necesidad de tomarlo para no sufrir síntomas de abstinencia y el paciente es por lo tanto prisionero de lo que antes parecía ser una forma escapar. La abstinencia ocasiona episodios muy lamentables en los afectados del alcoholismo porque al igual que el dependiente de los narcóticos en muchas ocasiones se acude a la violencia para obtener una dosis.

 

Entre los síntomas característicos del abuso del alcohol y / o el alcoholismo encontramos:

.- Beber más y / o más de lo originalmente planeado o decidido.

.- Uno o más intentos de reducir la cantidad consumida o incluso dejar de beber, sin éxito.

.- Exponerse a situaciones potencialmente peligrosas después de consumir alcohol (conducir, nadar, usar maquinaria peligrosa)

.- Necesitar beber más que en el pasado para lograr el mismo efecto.

.- Necesita continuar bebiendo a pesar de la evidente aparición de depresión y / o ansiedad.

.- Es necesario seguir bebiendo a pesar de la aparición de problemas sociales, familiares y / o profesionales (que pueden conducir a beber solo u ocultos).

.- Interrupción de actividades que en el pasado se consideraban placenteras y pérdida de interés a favor del tiempo dedicado a beber.

.- Problemas legales debido al consumo de alcohol.

.- Alcohol almacenado en lugares improbables, en el hogar, en el trabajo o en el automóvil.

 

Terapias para pacientes de Alcoholismo

Solo un porcentaje pequeño de personas con problemas de consumo de alcohol busca ayuda médica para superar la dependencia; en muchos casos se niegan a reconocer la existencia del problema y no piden ayuda hasta que son forzados por familiares y / o amigos; sin embargo, la investigación sugiere que la negación no es necesariamente la razón principal para rechazar la ayuda, a menudo es vergüenza o miedo al juicio social.

 A veces por  la creencia de que el problema no es lo suficientemente serio como para justificar un tratamiento. O por preocupaciones de privacidad en el trato del problema. Para ayudar a aquellos que tienen problemas con el alcohol, existen diferentes tipos de terapias, calibrados para cada paciente y en la medida de la posible adicción.

El especialista (o el médico tratante) tiene primero que entender si el paciente ya es físicamente dependiente o no, porque los objetivos pueden ser diferentes según el caso, en general, tendemos a apuntar a la interrupción completa del consumo de alcohol, porque a menudo una sola disminución no es factible a largo plazo (especialmente en casos de adicción).

El primer paso es generalmente la desintoxicación, que implica un alto abrupto del consumo de alcohol con el apoyo de medicamentos que permiten al paciente tolerar los síntomas de abstinencia inevitables. Puede ser necesario apoyarse en estructuras específicas en el caso de pacientes considerados en riesgo de síntomas elevados.

El siguiente paso suele ser el comienzo de un camino que  permita al paciente adquirir la fuerza y ​​la voluntad para superar los problemas psicológicos relacionados con la adicción; puede ser un asesoramiento psicológico (de acuerdo con varias escuelas, por ejemplo, a través de apoyo conductual cognitivo u otro) o puede ser un apoyo grupal de autoayuda (por ejemplo, a través de Alcohólicos Anónimos o proyectos similares).

“En esta etapa, la ayuda familiar también puede ser una parte importante del proceso de curación”.

 

Medicamentos para el Alcoholismo

En algunos pacientes puede ser necesario recurrir a las Medicamentos; tradicionalmente el más utilizado es el disulfiram (Antabuse o Etiltox), que en sí mismo no se usa para tratar el alcoholismo y no es capaz de combatir el deseo compulsivo de beber, sin embargo, si bebe, causa una reacción física que incluye: sofocos, náuseas, vómitos y dolor de cabeza. Con el paso de los años, se han desarrollado muchos otros medicamentos, que se eligen según la situación de cada paciente.

Terminos Relacionados:

  • medicamento para dejar de beber alcohol
  • medicamento para dejar de beber
  • medicamento para dejar de tomar alcohol
  • medicinas para dejar de beber
  • GOTAS PARA DEJAR TOMAR
/* */