Medicamentos para la Demencia Senil

medicina para la demencia senil

medicamentos para la demencia senil

Medicamentos para Ayudar en la Demencia Senil

Qué es la Demencia Senil

La demencia senil es el término médico que indica un grupo de enfermedades cerebrales neurodegenerativas, típicas de la vejez y caracterizadas por una reducción gradual, y casi siempre irreversible, de las capacidades cognitivas de una persona. La demencia senil cae dentro de la categoría más amplia de demencias.

Las demencias son enfermedades cerebrales neurodegenerativas, que pueden afectar a personas mayores y personas más jóvenes, y que conducen a una disminución progresiva de las capacidades cognitivas de un individuo. Los médicos están interesados ​​en señalar que, a pesar de causar manifestaciones muy similares, la demencia senil y el llamado declive cognitivo relacionado con la vejez son dos condiciones médicas diferentes.

De hecho, el deterioro cognitivo relacionado con la vejez, también conocido como deterioro cognitivo de la vejez, es un proceso involutivo normal que sufre el cerebro durante el envejecimiento. Este proceso involutivo implica: una reducción gradual del volumen cerebral, la pérdida de diferentes neuronas y una transmisión ineficiente de las señales nerviosas.

 

Tipos de Demencia Senil

Las principales enfermedades neurodegenerativas del cerebro, que se refieren al título “demencia senil”, son:

  • Enfermedad de Alzheimer
  • Demencia vascular
  • Demencia del cuerpo de Lewy

La demencia senil alguna vez fue un término alternativo para la enfermedad de Alzheimer. Posteriormente, con el descubrimiento de otras formas de demencia típicas de la vejez y con la identificación de una forma de Alzheimer juvenil, el término demencia senil ha tomado un significado ligeramente diferente.

Según estos estudios, en el año 2010 las personas dementes en todo el mundo serían alrededor de 36 millones.

De estos 36 millones:

El 3% tiene entre 65 y 74 años, el 19% tiene entre 75 y 84 años y más de la mitad tiene 85 años o más.

Más de la mitad de estas personas con demencia tienen más de ochenta años.

50-70% sufren de enfermedad de Alzheimer, 25% de demencia vascular, 15% de demencia a cuerpos de Lewy y el porcentaje restante se ve afectado por otras formas de demencia.

Como resultado del alargamiento de la vida promedio del ser humano, los expertos creen que el número de personas con demencia senil aumentará progresivamente. Sugieren que, en 2020, el número global de demencia llegará a alrededor de 48 millones. Para lo que sería recomendable que los departamentos de salud de los países tomaran las previsiones.

 

Causas de la Demencia Senil

Las causas precisas de la demencia senil aún no están claras.  Por el momento, lo único cierto, sobre los factores desencadenantes, es que la demencia es el resultado de dos eventos: la muerte de las células nerviosas del cerebro y / o su mal funcionamiento del nivel de la comunicación intercelular (es decir, la comunicación existente entre las células).

Al estudiar los diversos tipos de demencia senil, los investigadores hicieron algunos hallazgos importantes y formularon una hipótesis, de una posible causa.

Con respecto a la enfermedad y la demencia de Alzheimer con cuerpos de Lewy, estos resultados consisten en los denominados agregados de proteínas, es decir, agregados de proteínas basados ​​en el exterior y / o en el interior de las neuronas cerebrales. La idea de los expertos es que estos agregados interfieren con el funcionamiento normal de las neuronas.

Entre las proteínas que constituyen los agregados proteicos, se encuentran: APP (o proteína precursora beta amiloide), proteína tau y alfa-sinucleína. La APP y la proteína tau caracterizan la enfermedad de Alzheimer, mientras que la alfa-sinucleína distingue la demencia por cuerpos de Lewy.

Sin embargo, con respecto a la demencia vascular, los hallazgos que de alguna manera podrían explicar la aparición de la enfermedad consisten en cambios vasculares (es decir, a expensas de los vasos sanguíneos), que se encuentra en el cerebro. Estas alteraciones afectarían el flujo sanguíneo cerebral normal con graves consecuencias en el tejido nervioso del cerebro.

 

Tratamiento de la Demencia Senil

En la actualidad, la demencia senil es una condición que los médicos pueden curar sólo en términos de los síntomas, ya que aún no han descubierto un tratamiento específico que pueda detener la neurodegeneración y revertir sus consecuencias. Entre los diversos tipos de terapia sintomática disponibles para pacientes con demencia senil, se incluyen:

  • Fármacos
  • Fisioterapia
  • Terapia ocupacional
  • Terapia conductual
  • Terapia de lenguaje
  • Estimulación cognitiva

 

Que Medicamentos Tomar en Caso de Demencia Senil

Los medicamentos más conocidos y recetados son los inhibidores de la acetilcolinesterasa como la memantina, una preparación farmacológica que actúa sobre el sistema glutaminérgico. La administración de otros medicamentos depende del tipo de demencia senil en el lugar. En el caso de la demencia vascular se prescriben fármacos antihipertensivos y anticoagulantes (para hacer frente a la naturaleza de los problemas cerebrovasculares), mientras que la demencia con cuerpos de Lewy implica el uso de levodopa (para contrarrestarlos problemas de parkinson).

La marcas comerciales de algunos de estos que puedes encontrar son:

Donepezil (Aricept)

Rivastigmina (Exelon)

Galantamina (Reminyl)

Memantina (Ebixa), utilizada para las formas más graves.

 

Cómo Ayudar a un Paciente con Demencia Senil

La mejor cura para un paciente con demencia senil y también la única que se le puede ofrecer es mantenerte cerca de él tanto como te sea posible. También trata de evitar cualquier riesgo posible en relación con todo lo que ocurre a su alrededor, especialmente en los casos donde la enfermedad es grave.

Es por eso que en la familia y en los seres queridos del paciente deben hacerse cargo y tomar conciencia de lo que sucede, por eso es recomendable preguntar al médico tratante para establecer la mejor línea a seguir. También es importante que aquellos que cuidan al paciente se den cuenta de que la demencia no les permite comprender completamente lo que se dice y hace.

No debes regañar a la persona enferma en el caso de un comportamiento extraño, porque no comprendería y debe reducirse a lo esencial todas aquellas situaciones que puedan ser experimentadas como una amenaza al paciente.  Además de no regañarlo tampoco te burles del paciente, sino más bien apóyalo. Además, las casas y los entornos en los que viven deben adaptarse a las nuevas necesidades, pero de forma progresiva y no de forma repentina para no desestabilizar más a la persona afectada por la demencia.

Las alfombras se deben quitar, ya que pueden causar caídas, así como taburetes y mesas demasiado bajas, ocultar detergentes, medicamentos peligrosos para la salud, bebidas alcohólicas, cuchillos, destornilladores y cualquier otra cosa que pueda usarse para pequeños trabajos en el hogar. Y  proporciona a la bañera o a la ducha elementos para apoyarse y alfombras antideslizantes, evita el ruido excesivo incluso la televisión y la radio, elíjele ropa cómoda, incluidos los zapatos.

En cuanto a las relaciones interpersonales, debes hablar lenta y claramente, mostrarte cariñoso con caricias y tratar de evitar hablar siempre abiertamente sobre la enfermedad. Lo mas importante es que debes recordar que esa en una persona que en vivió anteriormente sin estas complicaciones y que seguramente para ti hay recuerdos inolvidables de momentos que compartiste con ella.

Terminos Relacionados:

  • medicamentos para la demencia senil
  • medicamentos para la demencia
  • medicamentos para demencia senil
  • medicamento para la demencia senil
  • tratamiento para la demencia
/* */