¿Sabes que es el Medicamento Dihidrocodeina jarabe y para qué Sirve?

Dihidrocodeina

que es y para qué Sirve Medicamento Dihidrocodeina

Medicamento Dihidrocodeína  para el Dolor y la Tos

 

La dihidrocodeína se usa como analgésico para el dolor o la disnea severa, o como antitusivo, solo o combinado con acetaminofen  o aspirina.

Propiedades farmacodinámicas.

La dihidrocodeína es un analgésico narcótico que posee propiedades farmacológicas similares a las de la morfina. Se ha demostrado que 30 mg administrados por vía parenteral tienen una potencia analgésica equivalente a la de 10 mg de morfina. En un estudio de analgésicos orales para el alivio del dolor crónico, se encontró que la misma dosis era equivalente a 100 mg de petidina. La duración de la acción de la dihidrocodeína es de aproximadamente 4-5 horas, similar a la morfina y la codeína.

Posología y forma de Administración de la Dihidrocodeina

Oral

La Dihydrocodeine  se administra mejor con o después de los alimentos. No se recomienda su administración a niños menores de 4 años. La dosis debe reducirse en los ancianos.

Dosis para los Dolores

En Adultos:

Una a tres cucharadas de 5 ml (10 a 30 mg) cada cuatro a seis horas a discreción del médico.

En Niños de 4 a 12 años:

0.5 a 1 mg / kg de peso corporal cada 4 a 6 horas.

Dosis como Antitusivo:

En Adultos:

Una cucharada de 5 ml (10 mg) cada cuatro a seis horas a discreción del médico.

En Niños de 4 a 12 años:

0,2 mg / kg de peso corporal cada 4 a 6 horas.

La dosis y el método de ingesta deben ser definidos por el médico luego de evaluar  la salud general del paciente y la gravedad de su cuadro clínico.

En general, se recomienda tomar 25-30 gotas en adultos durante 3-4 veces al día, preferiblemente con el estómago lleno, o 1-2 cucharaditas varias veces al día.

El ajuste de las dosis es obviamente necesario en pacientes pediátricos, ancianos o con patologías particulares.

 

Contraindicaciones del uso de la Dihidrocodeina

.- Depresión respiratoria, enfermedad obstructiva de las vías respiratorias o insuficiencia hepática.

.- Dado que la dihidrocodeína puede provocar la liberación de histamina, no debe administrarse dihidrocodeína durante un ataque de asma y debe administrarse con la debida atención a las personas que puedan sufrir dichos ataques.

.- La dihidrocodeína no debe usarse cuando exista una condición bronquial infecciosa. Cuando se diagnostica una infección durante el uso del producto, se debe suspender su uso.

.- Hipersensibilidad conocida a cualquiera de los ingredientes del producto.

 

Advertencias y Precauciones Especiales de Uso

La dosis debe reducirse en los ancianos, en el hipotiroidismo, en la enfermedad hepática crónica y en la insuficiencia renal. Los analgésicos opioides deben evitarse en aquellos pacientes con presión intracraneal elevada o lesión en la cabeza.

Cuando la dosis utilizada excede los 10 mg tres veces al día, el transporte mucociliar y el reflejo de la tos pueden verse afectados. Se debe evitar la dihidrocodeína en pacientes con disminución de la reserva respiratoria, hipertrofia prostática, antecedentes de trastornos convulsivos y en los que existe riesgo de íleo paralítico.

Estudios Realizados para Tratamientos del Alcoholismo

Un estudio que evalúó  la dependencia de los pacientes al alcohol  y le aportó diferentes  enfoques terapéuticos, mediante la  dihidrocodeína. En este estudio se pudo ver una notable mejoría  en la mayoría de los paceintes.

La Dihidrocodeina en el Control del Dolor

Un estudio utilizando la dihidrocodeína de control liberada, en la analgesia de pacientes con cáncer con dolor constante. Ahora en el trabajo se concluye que esta actividad está  más asociada a los  metabolitos activos presentes en la  dihidrocodeína en vez del ingrediente activo.

Algún Riesgo por el uso de la Dihidrocodeina

Eristema Multiforme de Dihidrocodeina

Eritema multiforme mayor putativo inducido por fosfato de dihidrocodeína.

Se presentaron algunos casos de eritema multiforme asociado con la administración de fosfato de dihidrocodeína, reafirmando así la importancia de evaluar la susceptibilidad individual a dicho tratamiento.

 

Advertencias acerca del uso de la Dihidrocodeína

.- La Dihidrocodeina puede causar adicción, por eso la obligación de llevar el tratamiento con estricta supervisión médica.

.- Enfermos del hígado y riñones deben consumirlo con especial cuidado.

.- Conocido el metabolismo hepático de la dihidrocodeína y los numerosos polimorfismos asociados con el gen que codifica la enzima CYP2D6, responsable de activar el principio activo, sería posible encontrar la presencia de variaciones significativas en la eficacia biológica de este medicamento.

Dihidrocodeína  en el Embarazo y Lactancia

Los opioides tienen la posibilidad de atravesar  la placenta  llegando al feto y alcanzar una importante concentración activa en la leche materna por eso se recomienda restringir el uso de la dihidrocodeína  durante  el embarazo y el período de la lactancia materna.

 

Interacciones de la Dihidrocodeína con otros Medicamentos

El paciente en terapia con  dihidrocodeína debe evitar la ingesta simultánea de fármacos activos en el sistema nervioso central, antihistamínicos y alcohol.

También sería apropiado considerar cómo la suposición contextual de los principios activos inhibidores o de inducción del sistema del citocromo puede determinar una variación significativa en la eficacia y el perfil de seguridad de la dihidrocodeína.

 

Contraindicaciones  del uso de la Dihidrocodeína

No administrar en personas  a las que se le observe  hipersensibilidad al principio activo de la fórmula  o uno de sus excipientes.  Así como los enfermos del hígado , problemas de riñón, estíticos , niños con menos de 2 años.

 

Efectos secundarios de la Dihidrocodeína

Llevar un tratamiento con  dihidrocodeína  especialmente si es muy duradero, puede provocar la aparición de efectos secundarios como sedación, somnolencia, trastornos gastrointestinales, náuseas, vómitos, estreñimiento, dolor de cabeza, mareos y astenia.

Afortunadamente, la aparición de deficiencias respiratorias y cardiovasculares es rara.

La  dihidrocodeína es un medicamento que se expende con récipe  y mientras te dure  el tratamiento debe ser supervisado por el medico tratante.

 

Algunas Recomendaciones acerca de la Dihidrocodeína

Es conocido que este medicamento administrado por tiempo prolongado (varias  semanas) o en dosis altas te puede ocasionar abstinencia. Estos síntomas pueden ser: ansiedad, inquietud, sudoración, escalofríos, náuseas, vómitos y diarrea, todo esto si dejas  de usar este medicamento repentinamente. Para prevenir reacciones de abstinencia, tu médico puede reducirte  las dosis gradualmente.

Aunque ayuda a muchas personas, este medicamento tiene un riesgo de abuso y, en ocasiones, puede causar adicción. Este riesgo puede ser mayor si tienes  un trastorno de uso de sustancias (como el uso excesivo o la adicción a las drogas / alcohol). Toma  este medicamento exactamente como se indica para reducir el riesgo de adicción.

Al administrar la Dihidrocodeína por tiempo prolongado pudiera no funcionar tan bien, incluso puedes requerir una dosificación diferente. Habla con tu médico si este medicamento deja de funcionarte bien.

Informa a tu médico si tu afección persiste durante más de 1 semana, si empeora o si es acompañado de fiebre, erupción o dolor de cabeza persistente. Estos pueden ser síntomas de un problema médico grave y deben ser revisados ​​con urgencia.

 

Interacciones de la Dihidrocodeína con otros Medicamentos

Algunos productos que pueden interactuar con este medicamento incluyen: otros medicamentos anticolinérgicos (por ejemplo, benztropina, alcaloides de belladona), antihistamínicos aplicados a la piel (como crema de difenhidramina, pomada, aerosol), bloqueadores beta (por ejemplo, metoprolol, atenolol), cimetidina, guanetidina, ciertos anestésicos inhalados (p. ej., halotano), metildopa, naltrexona, escopolamina, antidepresivos tricíclicos (p. ej., amitriptilina, desipramina).

Tomar inhibidores de la MAO con este medicamento puede causar una interacción seria (posiblemente mortal) con el medicamento. Evita  tomar inhibidores de la MAO (isocarboxazid, linezolid, azul de metileno, moclobemida, phenelzine, procarbazine, rasagiline, safinamide, selegiline, tranylcypromine) durante el tratamiento con este medicamento.

/* */