Medicamentos para Miomas en el Útero

medicina para miomas en el útero

medicamentos para miomas en el útero

Medicamentos para Lograr Curar Miomas en el Útero

Los fibromas uterinos, también conocido bajo el nombre de miomas, son tumores benignos del útero, tanto es así que alrededor del 30% de las mujeres los pueden padecer. La mayoría de los miomas no presentan ningún síntoma. Estos tumores no son cancerosos y menos de uno en 1000 se vuelven malignos. Los síntomas típicos de los miomas pueden ser:

  • Menstruación más abundante y / o dolorosa
  • Sangrado entre un período y el otro
  • Mayor frecuencia de micción (orina)
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor lumbar (en la espalda)
  • A veces dificultades en la reproducción, (infertilidad, abortos, nacimientos prematuros).

Son típicos de la edad fértil de las mujeres y más comunes en las mujeres obesas, la causa exacta aún se desconoce. El diagnóstico puede tener lugar por casualidad durante un examen ginecológico o ultrasonido hecho por otras razones y el tratamiento consiste en la administración de fármacos capaces de reducir el aumento en el tamaño; cuando este enfoque no es suficiente, es posible recurrir a la cirugía.

Cuando se alcanza la menopausia, el mioma tiende a retroceder porque se pierde la estimulación hormonal de una mujer en edad fértil; esto significa que el volumen del mioma sufre una disminución espontánea. Los síntomas tienden a cambiar, incluso si no siempre desaparecen por completo. Muchas mujeres que lo sufren pueden quedar embarazadas de forma natural.

Como te dije estos tumores son benignos y se forman en la capa intermedia de las paredes uterinas, es decir, la capa muscular que causa contracciones durante el parto. Es una proliferación anormal de células y tejidos, tienen características benignas que  no son cancerosas por lo tanto no se diseminan al resto del organismo.

Mas en detalle, los miomas uterinos son pequeños nódulos formados por células musculares lisas y tejido fibroso que se desarrollan en la pared uterina, estos pueden estar formados por un solo nódulo o diferentes nódulos agrupados en forma de racimos. Su diámetro puede variar desde menos de un centímetro hasta 20 cm y más (podemos imaginar desde el tamaño un frijol hasta el de una pelota de béisbol). pueden sobresalir hacia la superficie externa del útero.

Suelen ser de diferentes tamaños y no todos experimentan un crecimiento constante. Se clasifican en función de su ubicación dentro de las capas uterinas:

  • Submucosa, si está en contacto directo o sobresale en la cavidad endometrial
  • Intramurales, si se desarrollan completamente dentro de la pared muscular del útero
  • Subserosos, si crecen deformando los contornos del órgano y ejerciendo la compresión sobre los órganos adyacentes, hasta asumir un aspecto pedunculado
También te Puede Interesar  Medicamento para el Glaucoma que Hace Crecer las Pestañas

Como ya mencionamos, los miomas pueden ser únicos o múltiples, de diferentes tamaños.

 

Cuáles son las Causas de Miomas en el Útero

Estos fibromas se desarrollan a partir del tejido muscular liso del útero (miometrio) y ocurre que una sola célula se reproduce repetidamente y finalmente crea una masa ligera, compacta y gomosa, distinta del tejido circundante. Hasta la fecha, la causa exacta de su formación aún se desconoce; se han propuesto numerosas teorías, pero ninguna puede satisfacer plenamente a toda la comunidad científica.

Probablemente sea una combinación de muchos factores el resultado de algunas causas como:

  • Genética
  • Hormonal
  • Ambiental

Existe evidencia sustancial de que son dependientes de hormonas, de hecho los estrógenos y la progesterona facilitan su crecimiento, tanto que en la menopausia pueden experimentar una regresión espontánea, rara vez aparecen antes de la menarca (primera menstruación de la joven), tienden a aparecer hacia el final de la edad reproductiva, o aumentan de tamaño durante el embarazo o por el uso de medicamentos anticonceptivos.

Varios factores se han destacado de una manera más o menos constante para aumentar o reducir la probabilidad de desarrollo de miomas, estas incluyen:

.- Edad: Son más comunes entre 40 y 50 años, con la menopausia en general tienden a retroceder.

.- Factor Hereditario: La presencia de un familiar directo con fibromas aumenta la posibilidad de desarrollarlos; en el caso de una madre, la hija se asocia con un riesgo tres veces mayor que el promedio.

.- La obesidad: Las mujeres obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar fibromas, en el caso de la obesidad severa la probabilidad promedio es 2-3 veces mayor.

.- Hábitos alimenticios: El consumo excesivo de carne roja y jamón está relacionado con un mayor riesgo, mientras que un consumo abundante de verduras parece ser un factor de protección.

.- Étnica: El grupo étnico afroamericano parece estar relacionado con un mayor riesgo de desarrollar fibromas.

 

Cuáles son los Síntomas de Mioma en el Útero

Más del 50% de los miomas son asintomáticos, por lo que a menudo se descubren durante las preparaciones preparatorias para el embarazo o se prescriben por otras razones; es inusual que presenten síntomas antes de los 30 años y tiendan a desaparecer con la menopausia, incluso si su impacto en la calidad de la vida de una mujer es notable. A menudo, no es el tamaño, pero si la ubicación del mioma  la que tiene la mayor influencia en el tipo y la gravedad de la sintomatología.

El síntoma más común es la aparición de sangrado uterino anormal, en términos de abundancia y duración (menstruación abundante y prolongada).

En orden de importancia siguen otros síntomas como:

  • Dolor abdominal
  • Síntomas relacionados con el efecto masivo del fibroma en los órganos pélvicos adyacentes
  • Urgencia y dificultad para orinar
  • Estreñimiento
  • Dolores en una extremidad
  • Dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia)
  • Sensación de plenitud y pesadez en la parte inferior del abdomen

Los síntomas tienden a acentuarse durante la menstruación, cuando fisiológicamente el útero tiende a aumentar su tamaño. Finalmente, lamentablemente también mencionamos la posibilidad de síntomas relacionados con la esfera reproductiva, con la posibilidad de infertilidad y un mayor riesgo de abortos.

También te Puede Interesar  Medicamentos para Mejorar o Aumentar la Memoria y la Concentración

En casos raros, el fibroma puede causar dolor agudo cuando el flujo sanguíneo que lo alimenta es demasiado pobre. Si no recibe sangre, el mioma comienza a morir, los productos de la degeneración del fibroma pueden filtrarse a los tejidos circundantes, causando dolor y fiebre. Si el fibroma está pedunculado (es decir, conectado a las paredes uterinas solo a través de un pedúnculo) puede volverse muy doloroso si el pedículo se retuerce, disminuyendo así el suministro de sangre.

 

Como se Diagnostican los Miomas Uterinos

Probablemente no te des cuenta de que tienes un fibroma uterino, a menos que comiences a sentir los síntomas. Como te hemos dicho, en algunos casos, los ginecólogos identifican los fibromas durante una visita rutinaria. Durante la consulta el ginecólogo determina el tamaño del útero mediante la inserción de dos dedos de una mano en la vagina, mientras que la otra mano ejerce una ligera presión sobre el abdomen. Si sufres de fibromas, el útero puede estar agrandado o encontrarse en una posición anormal.

La ecografía, en el abordaje doble transabdominal y transvaginal (preferible), sigue siendo el método para el diagnóstico inicial; que permite proporcionar una amplia gama de información importante. Este es un examen completamente indoloro y libre de peligros que permite obtener información valiosa, a través de la reconstrucción de imágenes grabadas mediante el uso de ultrasonido.

La resonancia magnética hace uso de ondas de radio y de un potente imán para obtener imágenes más detalladas del útero, Proporciona un mapa detallado de la ubicación de los fibromas, su número y tamaño. En virtud de la excelente resolución proporciona una diferenciación precisa de las diversas estructuras anatómicas en la pelvis y otras patologías, como la adenomiosis, que presentan síntomas clínicos similares, pudiendo evitar intervenciones quirúrgicas innecesarias.

  • Entre estos dos extremos, también es posible recurrir a:
  • Rayos X
  • TAC,
  • Histerosonografía e Histerosalpingografía

Finalmente, el diagnóstico histeroscópico es útil para diferenciar el mioma submucoso de un pólipo endometrial; además de proporcionar la explicación de los síntomas, es capaz de realizar simultáneamente la resección, pero es un examen un poco más invasivo que los anteriores (requiere la inserción de un pequeño instrumento dentro del útero, que pasa a través de la vagina). La laparoscopía rara vez es necesaria.

 

Medicamentos para los Miomas del Útero

En mujeres con fibromas pequeños y cerca de la menopausia y aquellas que aún desean quedar embarazadas, la elección se orienta hacia tratamientos farmacológicos  conservadores. La actitud de espera es una opción razonable para todos los que están asintomáticos, ya que el crecimiento es lento y se espera una regresión fisiológica con la menopausia.

Los medicamentos contra los fibromas uterinos se dirigen a las hormonas que regulan el ciclo menstrual y se usan para tratar síntomas como la menstruación abundante y el dolor pélvico.

También te Puede Interesar  Medicamentos para Alergias en la Piel Ronchas

Estos tienen fines como:

  • La reducción de los síntomas
  • La desaceleración en el crecimiento
  • No eliminan los miomas, pero pueden reducirlos

 Entre los medicamentos encontramos:

.- Analgésicos: En muchos casos es suficiente recurrir a medicamentos para el dolor leves para el tratamiento y control del dolor asociado, por ejemplo, al período menstrual.

.- Drogas hormonales: La píldora y otros anticonceptivos hormonales (anillo, parche) son capaces de reducir el sangrado abundante y el dolor relacionado con la menstruación, pero, sin embargo, en algunos casos pueden promover el aumento en el tamaño de los fibromas.

.- Espiral hormonal: Los dispositivos intrauterinos que liberan progestina reducen el sangrado y el dolor, pero no pueden realizar ninguna acción directa sobre los miomas. Este enfoque no se puede usar en mujeres con miomas particularmente grandes.

.- Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (Gn-RH): Para determinar el comienzo de un nuevo ciclo menstrual, un centro de control del cerebro (el hipotálamo) produce Gn-RH, o la hormona liberadora de gonadotropina. Esta sustancia alcanza la hipófisis, una pequeña glándula ubicada en la base del cerebro, y pone en movimiento una serie de eventos que estimulan a los ovarios para producir estrógeno y progesterona.

Los medicamentos conocidos como agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina actúan sobre los mismos órganos que la hormona Gn-RH. Tomado como una droga, el agonista produce el efecto opuesto al de la hormona normalmente producida por el cuerpo. Los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen, la menstruación se detiene, los miomas se contraen.

Estos enfoques solo pueden proporcionar un alivio temporal de los síntomas de los miomas, una vez que se interrumpe el tratamiento, los fibromas a menudo vuelven a crecer y los síntomas relacionados también reaparecen con ellos.

 

 Terapia Quirúrgica de los Miomas del Útero

La cirugía siempre ha sido la solución terapéutica más practicada, la decisión depende de la edad del paciente, el deseo de preservar su potencial reproductivo, el deseo de preservar o no el útero, el número y el tamaño del fibroma. La histerectomía, con la extracción del útero, llevada a cabo por la vía abdominal o vaginal, representa la solución definitiva al problema clínico.

Los ginecólogos la aconsejan en las mujeres que no desean o pueden tener embarazos futuros, que no desean conservar el útero. La miomectomía está indicada para mujeres que aún desean quedar embarazadas o que desean conservar el útero por diversas razones. Consiste en la eliminación del mioma únicamente, representa la solución menos invasiva en el campo de las soluciones quirúrgicas.

Uno de los límites de la miomectomía sigue siendo la posibilidad de hemostasia; este elemento está en la base de las formaciones de adherencias después de la intervención, lo que puede contribuir aún más a la infertilidad

Puntúa este Articulo

Terminos Relacionados:

  • miomas en el útero
  • medicamento para miomas
  • tractament pels miomes al uter
  • Medicación utero miomatoso
  • medicamento para sangrado uterino por miomas
/* */