Medicamentos para Mujeres Anorgásmicas

Medicamentos para Mujeres Anorgásmicas

Medicamentos para Poder Ayudar a Mujeres Anorgásmicas

Medicamentos para Poder Ayudar a Mujeres Anorgásmicas

La anorgasmia se define como la incapacidad de alcanzar el máximo placer, a pesar de la estimulación sexual intensa y prolongada, en estos casos el clímax de la satisfacción sexual no se logra durante el coito aunque hay que considerar que cada mujer reacciona de manera diferente y subjetiva a la estimulación sexual.

Las estadísticas muestran que la anorgasmia es uno de los trastornos sexuales más comunes en las mujeres. Parece que alrededor del 12% de las mujeres con una vida sexual regular nunca han experimentado el orgasmo y el 34% no sienten el impacto del placer durante la penetración. La cifra más desconcertante se refiere, sin duda, al 47% de las mujeres que, según las estimaciones, fingen el orgasmo.

Algunas mujeres, cuando perciben la descarga del placer que aumenta cada vez más, se bloquean, sin exceder el límite de satisfacción sexual completo; esta patología (la anorgasmia) puede afligir a las mujeres de manera considerable hasta se pueden  ver abrumadas por un considerable estado de ansiedad.

Clasificación de la Anorgasmia

La anorgasmia es un trastorno que se puede dividir en varios niveles:

  • Anorgasmia primaria: (también llamada absoluta o primitiva): La mujer nunca ha alcanzado el orgasmo desde el comienzo de su vida sexual. Probablemente, la causa desencadenante de la forma primitiva de anorgasmia se debe a inhibiciones sexuales y miedos infundados, que le impiden  “disolver” los frenos inhibidores y entregarse por completo a la relación sexual.
  • Anorgasmia secundaria: En este caso la mujer afectada pierde progresivamente la capacidad de alcanzar el orgasmo, a pesar de un período de “normalidad” referido a la capacidad de respuesta al orgasmo. En general, las mujeres afectadas por anorgasmia secundaria mostraron debilidades sexuales previas.
  • Anorgasmia aleatoria (o situacional): La mujer se vuelve anorgasmica según la situación, el compañero y el entorno. En general la condición es reversible y la mayoría de las veces, la estimulación simultánea del clítoris y vaginal permite que se logre el orgasmo.
  • Anorgasmia generalizada: La anorgasmia no depende de la situación creada, sino que siempre se presenta, es en cada relación.
  • Anorgasmia coital pura: Es imposible lograr el placer es a través del coito, pero el orgasmo se puede percibir como resultado de la estimulación manual.
  • Anorgasmia adquirida por incontinencia de urgencia: La mujer no puede experimentar el impacto del disfrute extremo debido al miedo (a veces sin fundamento) de perder el control durante el orgasmo y por ansias de orinar.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, cualquier tipo de anorgasmia refleja una relación perturbada con el sexo y el placer en general.

 

Cuáles son las Causas de la Anorgasmia

El origen de la anorgasmia no está clara y todavía sigue siendo objeto de estudio por muchos autores, ya que, como te comenté anteriormente, cada mujer reacciona de manera diferente a los estímulos personales y los impulsos sexuales. Sin embargo, se han identificado algunos factores desencadenantes que afectan significativamente el inicio de la anorgasmia.

La anorgasmia puede ser causado por drogas o sustancias dopantes, trauma físico a la zona genital infibulación, liquen esclerosis (inflamación crónica de la piel y la mucosa que también puede afectar a los genitales), clitoragie, dispareunia, vaginismo, estrés, ansiedad. En general, las causas de origen psicológico son las más frecuentes, autocontrol excesivo, ansiedad por el rendimiento y una inmensa atención para el placer de la pareja.

Un trauma Psicológico-sexual o una violación, son importantes factores causales que afectan a la mujer causando la anorgasmia, en este caso, por lo general, la mujer ha vivido situaciones fuertes, por lo que es recomendable una terapia psicológica para calmar los temores que están enraizados en el pasado.

En cuanto a las drogas, se debe prestar atención a las sustancias psicotrópicas y antidepresivas, el uso de drogas contra la depresión tiene un impacto significativo en la vida sexual. Desde el primer tratamiento, de hecho, la mujer presenta dificultades considerables para encontrar el placer sexual (anorgasmia, pérdida de la libido). Esta disfunción sexual causada por fármacos antidepresivos puede durar un período largo, incluso  después de la interrupción del consumo.

Otras causas que se pueden mencionar son: la ignorancia, las restricciones culturales y religiosas, la abnegación por satisfacer a la pareja, la falta de educación sexual, la falta de un apoyo familiar constante, la inexperiencia, estos factores también se ven con frecuencia y pueden condicionar fuertemente la anorgasmia.

Hay tratamientos para la Anorgasmia

Los estudios han establecido una tasa de éxito del 80-90% para el tratamiento de la anorgasmia primaria; y 10-75% para el tratamiento de la anorgasmia secundaria. Este tratamiento de la disfunción femenina puede ser una combinación de cambio de estilo de vida, terapia y fármacos. La gran mayoría de los casos de anorgasmia son resultado de factores sociales, culturales, psicológicos y relacionales, y estos  se tratan mejor en terapia.

Sin embargo, las mujeres que sufren anorgasmia, deben ser examinadas por un ginecólogo, antes de someterse a la terapia sexual, para diagnosticar si existiera un cierto problema, debido a alguna condición subyacente que deba tratarse. Por eso es muy importante la consulta al médico especialista.

Las mujeres que no están contentas con su coito durante la actividad sexual pueden consultar a un médico sobre la anorgasmia o buscar terapia sexual. No debes sentirte avergonzada o nerviosa hablando de sexo con tu médico ya que este es un tema perfectamente apropiado. Los médicos entienden que es importante que cada mujer disfrute de una vida sexual satisfactoria en cada edad y etapa de su vida.

El principal objetivo de la terapia de anorgasmia es permitir que la mujer alcance el orgasmo, si lo desea, bajo cualquier circunstancia. La terapia cognitivo-conductual para la anorgasmia se centrará en promover cambios en las actitudes y pensamientos relacionados con el sexo. La suposición de esta terapia es que la posibilidad de tener un orgasmo y lograr la satisfacción sexual se puede aumentar al reducir la ansiedad y las distorsiones cognitivas asociadas con el sexo.

Esto se basa en la teoría de que la ansiedad del rendimiento obstaculiza las funciones sexuales y el orgasmo al desviar el enfoque de la mujer de la estimulación erótica a las preocupaciones sobre el rendimiento, o también  la vergüenza y la culpa. Para la mayoría de las mujeres, la parte fundamental de la terapia para la anorgasmia implicará abordar los problemas y las causas del estrés cotidiano. También son útiles las sugerencias para permitir a las mujeres comprender sus cuerpos, así como probar varios métodos para la estimulación sexual.

La anorgasmia a menudo se trata con técnicas terapéuticas específicas que se centran en la mecánica de la excitación sexual en las mujeres, así como las diferencias entre los ciclos de respuesta sexual en hombres y mujeres.  La terapia sexual incluirá asesoramiento sobre factores emocionales o situacionales en la mujer y la pareja que pueden contribuir a la falta de orgasmo.

En general, se invita a las mujeres a participar en la terapia sexual con su pareja sexual. Esto se debe a que, al igual que muchas disfunciones sexuales, la anorgasmia no debe verse como un problema exclusivo de las mujeres. Muchos factores relacionales, como conflictos y divergencias, pueden causar esta afección, que requiere tratamiento en el asesoramiento de la pareja para ayudarla a superar las tensiones y lograr una nueva vida sexual satisfactoria.

Esto puede implicar asistencia con habilidades de comunicación, así como ejercicios de comportamiento para que la mujer y su pareja lo prueben en casa. Se anima a la mujer a evitar la vergüenza que le impide compartir detalles íntimos o técnicas sexuales con sus parejas que necesita para lograr la satisfacción. La mujer puede aprender a ver el orgasmo como una parte agradable de la intimidad sexual, y no el objetivo final de todas las relaciones sexuales.

 

Medicamentos para la Anorgasmia

Tabletas hormonales

Al igual que con la disfunción eréctil en los hombres, las mujeres sexual pueden ser tratadas con pastillas hormonales o parches para corregir los desequilibrios hormonales. Aunque la terapia hormonal no es una cura garantizada para la anorgasmia, ayuda en el tratamiento de condiciones médicas básicas.

Debido a que cada caso es exclusivo del paciente, es importante analizar las opciones de tratamiento con el médico. A continuación, le aconsejarán sobre cuál de los siguientes tratamientos de anorgasmia debe realizar.

Tratamiento de condiciones subyacentes

Si tu capacidad para alcanzar el orgasmo se ve obstaculizada por una condición médica, puedes resolver este problema simplemente tratando la causa subyacente. Los síntomas también se pueden eliminar modificando o cambiando los medicamentos reconocidos como inhibidores del orgasmo. Bupropion se ofrece como un tratamiento alternativo para la anorgasmia que puede mejorar la baja libido debido a la depresión o la disfunción inducida por antidepresivos.

La apomorfina SL también se cree que tiene la capacidad de mejorar el orgasmo y la satisfacción sexual en las mujeres.

Terapia Estrogénica:

La terapia sistémica de estrógenos en forma de píldora, parche o gel puede tener un impacto positivo en los factores de la función cerebral y el estado de ánimo que afectan la respuesta sexual. La terapia local de estrógenos a partir de una crema vaginal o un supositorio / anillo de liberación lenta insertado en la vagina puede aumentar el flujo sanguíneo a la vagina, lo que ayuda a mejorar el deseo. En algunos casos, el médico puede prescribir una combinación de estrógeno y progesterona.

Terapia de testosterona:

A pesar de la pequeña cantidad de esta hormona en las mujeres, las hormonas masculinas como la testosterona juegan un papel importante en la función sexual femenina. La testosterona puede ayudar a aumentar el orgasmo, especialmente en casos de incumplimiento de los estrógenos y la progesterona.

Sin embargo, la terapia con testosterona en las mujeres es controvertida y no está aprobada para la corrección de la disfunción sexual femenina. Además, esto puede causar efectos secundarios negativos como acné, exceso de vello corporal (hirsutismo), cambios de humor o cambios de personalidad.

La testosterona es efectiva en mujeres con niveles bajos de testosterona debido a la extirpación quirúrgica de los ovarios (ovariectomía) o mujeres posmenopáusicas. Las mujeres que eligen utilizar esta terapia requieren un control cuidadoso de sus síntomas por parte de su médico para asegurarse de que no se produzcan efectos secundarios negativos.

Medicina alternativa:

  • Aceite de masaje botánico:

Hay algunos productos naturales que sirven como una cura para la anorgasmia y que pueden ayudar a algunas mujeres que sufren de anorgasmia. Estos incluyen aceites y suplementos que funcionan para aumentar las sensaciones en el clítoris y los tejidos circundantes. Es importante consultar a tu médico antes de tomar cualquier terapia natural.

Estos productos pueden causar efectos secundarios o interactuar con otros medicamentos. tu médico te aconsejará si estos productos son seguros para su uso. Estos productos incluyen:

.- Zestra: Un aceite botánico para masajes que ayuda a calentar el clítoris para aumentar la excitación y el clímax.

.- ArginMax: Es un  complemento alimenticio oral que contiene L-arginina, una sustancia que se usa para relajar los vasos sanguíneos y aumentar el flujo sanguíneo al área genital, especialmente al clítoris.

/* */