Que Medicina Sirve para el Dolor de Oído en Niños

medicamento para el dolor de oído en niños

que medicina sirve para el dolor de oído en niños

Medicina para el dolor de oído en niños

Cuando el niño se queja de dolor en el oído y en el caso de un bebé que lo que hace es llorar y tocar desesperadamente la oreja, pudiera ser un caso de otitis aguda, generalmente nada serio pero molesto. Y si se descuida, puede provocar complicaciones importantes se deben tomar medidas para prevenirlo y tratarlo.

El dolor de oído es un síntoma muy común en los niños. Después del resfriado, la otitis es la enfermedad infecciosa más extendida en la infancia, así como una de las más temidas por los padres. En realidad, en la gran mayoría de los casos se resuelve sin problemas. Rara vez, sin embargo, puede provocar complicaciones importantes, como mastoiditis (infección del hueso mastoideo, ubicado detrás de la oreja), perforación del tímpano y disminución de la audición.

Es por eso que es bueno saber qué hacer cuando tu hijo se queja de dolor de oído.

Dolor, el primer signo de otitis

El dolor causado por la otitis es probablemente el más fuerte que un niño puede experimentar. Por lo tanto, el niño afectado lo reconoce de inmediato y se queja claramente. Sin embargo, si todavía es pequeño, (Bebé) su actitud es irritable, le es difícil dormir, comer o llora desesperadamente (a menudo durante la noche), también puede poner una mano en la oreja o estirar el lóbulo. Todos estos síntomas hacen sospechar que el bebé padece una otitis aguda.

También te Puede Interesar  Medicamentos Para Tratar la Varicela en Niños y en Bebes

 

¿Qué es la otitis?

La otitis es una infección del oído que a menudo ocurre de forma concomitante o después de una infección por el resfriado o la garganta. Puede ser de origen viral o bacteriano. Es muy común en la infancia por razones relacionadas con las características anatómicas de los niños. En un niño, la trompa de Eustaquio, es decir, el canal que conecta la garganta y la cavidad nasal con la oreja, es más estrecho y más corto que en un adulto y también está en una posición más horizontal.

Por esta razón, es más fácil que cualquier bacteria o virus presente en la garganta o detrás de la nariz debido a un resfriado común pueden subir por ella, llegando al  oído medio, que es una pequeña cavidad separada del exterior por la membrana timpánica. Una vez anidada en el oído medio, los microbios causan la producción de pus, que llena la cavidad, estanca y presiona sobre el tímpano causando un dolor fuerte.

Si la otitis es particularmente fuerte y no se trata como corresponde, esta presión puede causar la ruptura de la membrana del tímpano, resultando que el niño que hasta entonces sólo tenía la nariz congestionada y mocos, “pero en general estaba bien”, comienza a gritar del dolor, puede incluso presentar fiebre alta  y lo que  toca es correr al pediatra.

 

¿Cómo es el diagnóstico de otitis?

Solo el pediatra puede diagnosticar con certeza la otitis, porque además de los síntomas clínicos (como el niño), también se debe evaluar la presencia de signos de inflamación del oído medio. Solo el profesional puede hacerlo, porque puede ver el tímpano con la ayuda del otoscopio, ese instrumento en forma de embudo con luz que se pega al oído del niño. Si el tímpano aparece rojo e inflamado,  y en ocasiones perforado, significa que hay otitis.

También te Puede Interesar  Biogaia en Bebé Para que Sirve y sus Contraindicaciones

Posibles complicaciones de la otitis

Las complicaciones pueden ocurrir cuando la infección se propaga a las estructuras anatómicas alrededor del oído medio. Pueden implicar, por ejemplo, perforación de la membrana del tímpano, mastoiditis, parálisis temporal del nervio facial, meningitis, encefalitis. Realmente estas son situaciones muy raras pero posibles y las consecuencias pueden ser graves, es importante intervenir con el tratamiento de antibiótico oportunamente.

 

Qué Hacer Cuando un Niño Tiene Dolor de Oído

Si el niño tiene menos de un año de edad, tiene condiciones generales muy comprometidas o hay un derrame de pus, generalmente el médico le receta inmediatamente un antibiótico (la primera opción es la amoxicilina). En todos los demás casos se sugiere la estrategia de “espera vigilante”,  que consiste en esperar un par de días para ver cómo evoluciona la situación y solo después de este período el pediatra decide si se necesita antibióticos o no.

Esto se debe a que no todos los casos de otitis son de origen bacteriano. También pueden ser causados ​​por virus, y entonces el antibiótico sería inútil. Por supuesto, durante este período, el niño debe mantenerse bajo estricto control para verificar que los síntomas no empeoren. Obviamente, incluso durante la espera vigilante, es correcto intentar reducir el dolor del niño. Por lo tanto, es necesario utilizar un analgésico: en primer lugar, paracetamol y, si no funciona, ibuprofeno.

Otro aspecto que te comento es que cuando el niño padece de dolor de oído es muy propenso a querer introducir elementos punzantes dentro del oído. Esto es lo peor que puede hacer y representa una práctica que lo que logra es agravar el cuadro que padece. Igual que el uso de hisopos de limpieza, si bien en situaciones normales de salud es riesgoso su uso, en caso de afecciones como la otitis están completamente contraindicados.

También te Puede Interesar  Como darle Medicina a mi Bebe sin que Vomite

Respecto a las gotas, si no han sido debidamente prescritas por el pediatra no se la apliques, lo peor que puedes hacer es ponerle a tu hijo alguna gota que no es adecuada para su caso. Las consecuencias pueden ser devastadoras, un dolor insoportable que haga gritar al niño. Después incluso cuesta más que haga efecto una gota prescrita por el médico porque el oído queda muy sensible y vulnerable.

 

Qué es Bueno Para el Dolor de Oído de un Niño

Te comento algunos remedios para aliviar el dolor:

Además de la medicación, (Paracetamol, Acetaminofén,  Ibuprofeno, Aspirina, gotas óticas)   algunos remedios caseros pueden aliviar al niño afectado por dolor de oídos  otitis.

En caso de que el niño no sea un bebé puedes procurar que haga lavados nasales con solución salina para facilitar la eliminación de la mucosidad, esto lo beneficia porque todo el sistema oído, nariz y garganta se conecta y tiene causas comunes que lo afectan y también soluciones comunes a sus dolencias.

También puedes hacer que el niño mastique goma de mascar para aliviar el malestar, o hacerlo que bostece o tragar saliva. Todo esto para tratar de compensar la convexidad de la membrana del tímpano que seguramente está afectada por inflamación.

En caso de que sea un bebé, deja duerma sobre una almohada alta para que la cabeza se mantenga un poco elevada. Esto reduce la presión en el oído medio y le alivia el dolor. Cuando el bebé no tiene dolor podrá dormir más horas ayudándolo en su recuperación.

Puntúa este Articulo

Terminos Relacionados:

  • medicamento para dolor de oidos en ninos
  • medicementos para el dolor de oido en niños
  • medicina para dolor de oido en ninos de 4
  • medicina para el dolor de oido de niño de 2 años generico
  • que es una otitis concomitante
/* */