Medicamento para Quitar el Sueño y la Fatiga

medicina para quitar el sueño y la fatiga

medicamento para quitar el sueño y la fatiga

Medicamento para Eliminar el Sueño y la Fatiga

Cualquiera puede sentirse ocasionalmente cansado y somnoliento, pero generalmente una buena noche de sueño es suficiente para recuperarse y enfrentar de nuevo con entusiasmo los mil compromisos que caracterizan el ritmo de vida actual. Sin embargo, si la fatiga persiste durante varias semanas, tal vez inexplicablemente, es aconsejable consultar al médico para obtener más información.

Los médicos llaman estos casos  astenia, que es una sensación constante de agotamiento físico, un síntoma que consiste en la reducción de la energía de la  persona afectada. La fatiga no es una enfermedad en sí misma, pero puede ser el síntoma de una enfermedad, el efecto secundario de un medicamento o la consecuencia de un estilo de vida incorrecto.

 

Qué Causa la Somnolencia, el cansancio y la Fatiga

Alguna Enfermedad:

La sensación de fatiga, cansancio y somnolencia a menudo es una llamada de atención que el cuerpo usa para señalar que algo no está funcionando como debería; entre las afecciones que pueden causar astenia encontramos, por ejemplo:

.- La enfermedad celíaca no tratada, o la intolerancia al gluten, que entre los diferentes síntomas a menudo se produce la fatiga, la anemia y la pérdida de peso

.- Anemia, una de las explicaciones más comunes de pacientes constantemente cansados ​​(especialmente mujeres en edad fértil, quizás con menstruación abundante), a menudo causada por deficiencia de hierro

.- Síndrome de fatiga crónica, una condición caracterizada por cansancio y fatiga debilitantes

.- Fibromialgia, un síndrome caracterizado por dolor y fatiga

.- Síndrome de apnea nocturna, una condición caracterizada por la interrupción repetida de la respiración durante la noche, que por lo tanto afecta en gran medida la calidad del descanso nocturno

.- Hipotiroidismo, uno de los síntomas más comunes de una tiroides lenta es simplemente astenia

.- Diabetes, uno de los síntomas más comunes (pero a menudo desconocidos) es la fatiga a largo plazo, acompañada de sed y pérdida de peso

.- Mononucleosis, una infección viral que afecta la garganta y que, especialmente en adultos, puede causar fatiga durante meses

.- Síndrome de piernas inquietas, una condición caracterizada por la necesidad de mover constantemente las piernas, incluso por la noche al dormir

.- Artritis reumatoide, una condición dolorosa que afecta las articulaciones y que a menudo también está acompañada de fatiga

.- Cáncer, independientemente del órgano afectado, con mucha frecuencia los pacientes con cáncer experimentan astenia severa (empeorada por las terapias)

.- Medicamentos, muchos medicamentos pueden causar astenia, pero entre los más utilizados y capaces de dar este efecto secundario recordamos:

  • Antihistamínicos
  • Antidepresivos
  • Medicamentos para las náuseas y los vómitos (Ej., plasil)
  • Drogas para el mareo (enfermedad del coche)
  • Quimioterapia y radioterapia

.- La recuperación de alguna cirugía, puede llevar tiempo y causar fatiga

.- Las emociones

.- Las preocupaciones emocionales y otras afecciones psicológicas a menudo pueden causar astenia, por ejemplo:

  • Ansiedad (a menudo también relacionada con el insomnio)
  • Ataques de pánico
  • Depresión
  • Luto
  • Estrés (por ejemplo, por problemas financieros o personales, como un divorcio)
  • Aburrimiento

La actividad física regular puede ayudar efectivamente a reducir estos sentimientos, mejorar el estado de ánimo y el bienestar general.

.- Estilo de vida, un estilo de vida incorrecto puede tener un impacto real en la energía disponible

.- Mantenerse despierto demasiado tiempo en la noche

.- Consumo excesivo de cafeína

.- Consumo excesivo de alcohol

.- Habito de comida chatarra

.- Peso, tanto en el caso de tener sobrepeso (más aún si estamos hablando de obesidad) o bajo peso

Un sobrepeso importante hace que cualquier actividad, aunque sea tan trivial como caminar, sea mucho más agotadora para el cuerpo y la fatiga se acumula más fácilmente; si a esto le sumamos el hecho de que la obesidad a menudo trae consigo muchos otros problemas (apnea del sueño, comidas abundantes por la noche) es intuitivo e incluye las causas de este vínculo.

 

Dónde perdemos energía innecesariamente

Es posible identificar algunas causas ocultas que pueden influir significativamente en nuestra reserva de energía diaria, veamos cuáles son:

.- Permanecer inmóvil por largos períodos de tiempo: Mientras vemos la televisión o leemos un libro, es aconsejable cambiar de posición periódicamente, hacer algunos ejercicios de estiramiento rápidos e incluso dar algunos pasos; el cuerpo asocia la inmovilidad con el sueño y, por lo tanto, reduce la atención y el deseo de hacer cosas.

.- Postura Inadecuada: Permanecer en posiciones incorrectas o no  muy ergonómico durante mucho tiempo suele ser una causa de tensión en la columna vertebral, causada por la necesidad de compensar con una alineación muscular incorrecta.

.- Dietas demasiado agresivas: Recuperar un peso saludable que sin duda debe considerar todos los puntos de vista, pero para continuar con una dieta demasiado audaz puede ser contraproducente, puede hacer que  sientas cansancio y fatiga, especialmente después de perder los primeros kilos.

.- Encierro en la casa: La reducción de la exposición a la luz solar y al aire libre tiene un impacto real en la producción de hormonas y puede causar astenia (además de causar deficiencia de vitamina D debido a una exposición solar insuficiente).

.- Exceso de azúcar: Un desayuno adecuado es tomar una parte de tus calorías diarias de azúcares, pero no te excedas.

.- Ansiedad y estrés: Viviendo constantemente en tensión debido al aumento del ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial y la tensión muscular resultada en un gasto de energía enorme e inútil.

.- Exceso de ejercicio: La actividad física se recomienda para todos ya que mejora el estado de ánimo, reduce el riesgo cardiovascular y te hace sentir bien, pero el exagerar, como todas las cosas es contraproducente y puede dificultar que el cuerpo se recupere.

 

Que Medicamentos hay para Quitar el Sueño y la Fatiga

Los enfoques terapéuticos que se realizan están dirigidos a reducir los síntomas, en un intento de mejorar la calidad de vida de los pacientes que la padecen. Además de esta estrategia terapéutica, también se puede llevar a cabo una terapia basada en el ejercicio gradual. Esta terapia implica actividad física con aumentos pequeños y graduales en la intensidad y la duración del mismo ejercicio.

En pacientes en quienes la  fatiga  es tan grave como para provocar depresión, el médico puede decidir intervenir mediante la administración de medicamentos antidepresivos asociados con una psicoterapia adecuada. Los siguientes son los medicamentos más comúnmente utilizados en la terapia. Depende del médico elegir el ingrediente activo y la dosis más adecuada para el paciente, según la gravedad de la enfermedad, el estado de salud del paciente y su respuesta al tratamiento.

Los antidepresivos

Los antidepresivos pueden ser recetados por tu médico para tratar la depresión, que a menudo puede ocurrir en pacientes con síndrome de fatiga crónica.

Entre los antidepresivos más usados, encontrarás:

  • Amitriptilina (Laroxyl): La Amitriptilina, antidepresivo tricíclico (o TCA). Es un ingrediente activo disponible para la administración oral en forma de tabletas o gotas orales. La dosis habitual de medicamento varía de 10 mg a 50 mg, que debes tomarlo una o más veces al día. El médico determinará la dosis óptima que puedas ingerir.
  • Fluoxetina (Prozac): Es un antidepresivo que pertenece a la clase de inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS). La dosis de medicamento generalmente usada en pacientes adultos es de 20 mg por día, para tomarse por vía oral. Si es necesario, el médico puede aumentar la cantidad de medicamento administrado hasta un máximo de 60 mg por día.
  • Paracetamol (Tachipirina, Efferalgan, Panadol): Es un fármaco con propiedades analgésicas y antipiréticas que pueden ser útiles en el tratamiento de dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y dolor muscular típico de síndrome de fatiga. Está disponible en diversas formulaciones farmacéuticas adecuadas para diferentes vías de administración.

La dosis del fármaco usado normalmente por vía oral en pacientes adultos es de 500-1.000 mg, generalmente, a ser tomada 2-4 veces por día, con intervalos de al menos cuatro horas entre dosis.

  • Los AINE Diclofenaco (Dicloreum, Deflamat, Voltaren): Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos se pueden usar para tratar los dolores musculares y articulares que caracterizan el síndrome de fatiga. Hay varios ingredientes activos que se pueden usar para este propósito. Entre estos, mencionamos.

El diclofenaco está disponible en diferentes formulaciones farmacéuticas adecuadas para diferentes vías de administración. Cuando se administra por vía oral, la dosis de diclofenaco que se usa habitualmente es de 75-150 mg por día, que debes tomar en dosis divididas. En cualquier caso, le corresponde al médico establecer la dosis exacta del medicamento que cada paciente deberá usar.

Terminos Relacionados:

  • QUE MEDICAMENTO QUITA EL SUEÑOQUITA EL SUEÑO
  • ke tomar para el cansacio yel sueño
  • medicamento para eliminar el sueño
  • medicamentos para evitar sueño
  • q medicinas sirven para la fatiga o cansancio
/* */