Conoce las Causas de la Tosferina: Síntomas y Tratamiento

Tosferina

Conoce las Causas de la Tosferina

 

 

Tratamientos y Fármacos para la Tosferina

La tosferina es una enfermedad bacteriana infecciosa que causa una tos incontrolable como síntoma característico, en algunos casos tan intensa que causa vómitos. Gracias a la propagación de la vacuna, ahora es muy raro encontrar una infección, mientras que en el pasado cualquiera podía infectarse (era más común en bebés y niños).

Es una enfermedad particularmente peligrosa para los bebés, que se ven afectados por ataques de tos tan severos que incluso comer, beber y respirar son difíciles para ellos. El diagnóstico se realiza a través de una visita al pediatra, análisis de sangre, radiografías y, posiblemente, cultivo de esputo de la nariz y la garganta. En el caso de un diagnóstico temprano, la administración de antibióticos puede ayudar a reducir el curso de la enfermedad.

Una vez que la enfermedad se controla, la inmunidad se adquiere por un período de entre 4 y 20 años, razón por la cual todavía se recomienda la vacunación para todos los grupos de edad.

 

Causas de la Tosferina

La tosferina es una enfermedad respiratoria muy contagiosa causada por la bacteria Bordetella pertussis. Estas bacterias se adhieren fuertemente a las pestañas presentes en el tracto respiratorio superior para luego liberar toxinas (venenos) que dañan las pestañas y causan hinchazón de las vías respiratorias, lo que desencadena la tos.

También te Puede Interesar  Tratamiento para Rosácea en la Cara con Laser o Cremas

 

Como se Contagia la Tosferina

La tosferina es una enfermedad muy contagiosa, típica de los humanos solamente; se propaga de un contagiado a través de

  • Estornudos
  • Tos
  • Compartiendo espacios comunes por un tiempo

En el pasado, muchos niños fueron infectados por hermanos, familiares y amigos, tal vez incluso sin darse cuenta de que tenían la enfermedad. El paciente es particularmente contagioso hasta aproximadamente 2 semanas después del inicio de la tos, aunque el uso de antibióticos puede reducir este período.

La vacuna contra la tosferina es la herramienta más efectiva para prevenir la enfermedad, aunque desafortunadamente no garantiza una inmunidad absoluta. En general, los pacientes vacunados que contraen la infección por igual, sin embargo, la manifiestan de manera más leve.

 

Cuáles son los Síntomas de la Tosferina

Esta enfermedad puede ser muy grave en cualquier grupo de edad, los síntomas generalmente aparecen dentro de los 5-10 días de la infección (tiempo de incubación), raramente hasta 3 semanas después.

En Pacientes vacunados: En la mayoría de los casos los síntomas se acortarán, El porcentaje de niños que experimentarán malestar es menor. Los que sufren algunos síntomas pueden presentar:

  • Apnea (ausencia forzada de respiración)
  • Cianosis (color de la piel azul-violeta debido a la falta de oxígeno),
  • Vómitos.
  • Primeros síntomas

La enfermedad generalmente comienza con síntomas similares a los del resfriado, a veces acompañados por una tos leve o fiebre.

Muchos recién nacidos con tos ferina no tosen en absoluto, mientras que puede suceder que dejen de respirar y se pongan azules debido a la falta de oxígeno (apnea y subsiguiente cianosis); La enfermedad puede ser peligrosa para los recién nacidos, por lo que aproximadamente la mitad de los niños menores de un año que contraen la tos ferina necesitan asistencia hospitalaria.

También te Puede Interesar  Características de la Tuberculosis: Tratamiento Farmacológico

Los primeros síntomas pueden durar de 1 a 2 semanas y generalmente incluyen:

  • Nariz congestionada
  • Fiebre no alta
  • Tos leve y ocasional
  • Apnea (en recién nacidos)

Debido a que la tosferina en sus etapas tempranas no parece ser más que un resfriado común, a menudo no se sospecha ni se diagnostica adecuadamente hasta que aparecen los síntomas más graves.

Síntomas Subsecuentes

Después de 1-2 semanas, la enfermedad evoluciona y los síntomas tradicionales de la tos ferina pueden aparecer en toda su gravedad, tos violenta, acompañada de laringoespasmo (cierre de la laringe), que es la causa de un ruido fuerte y discordante, la razón de los nombres populares asumidos de la enfermedad (tos canina, asinina o ferina). Las crisis ocurren principalmente de noche y con frecuencia son la causa de los vómitos.

Esta tos es tan severa que se vuelve debilitante para el paciente afectado, que está experimentando una gran fatiga. Los episodios de tos pueden continuar hasta 10 semanas o más (en China, la tosferina se conoce como “tos de 100 días”). Como te comenté, la infección se manifiesta con síntomas generalmente más leves en adolescentes y adultos, especialmente si son vacunados.

 

Recuperación de la Tosferina

La recuperación de la patología puede ocurrir lentamente, la tos se vuelve gradualmente más leve y menos frecuente, incluso si los ataques pueden volver en forma de otras infecciones respiratorias durante muchos meses después de la primera aparición.

 

Cuidados del Paciente de Tosferina

La tosferina generalmente se trata con antibióticos y el inicio temprano de la terapia puede hacer la diferencia en términos de malestar y complicaciones, la cura puede hacer que la infección sea menos grave, especialmente si comenzó antes de que apareciera la tos.

También te Puede Interesar  Que es y por qué Dan Ataques Epilépticos: Epilepsia Tratamiento Farmacológico

También puede ayudar a reducir el riesgo de infección para terceros. En cambio, el tratamiento iniciado después de tres semanas de enfermedad ya no tiene mucho sentido en la mayoría de los casos, ya que la infección probablemente ya está por salir a pesar de la persistencia de los síntomas.

 

Consejos que Puedes poner en Practica para el Cuidado del Paciente de Tosferina

En el caso de niños y bebés te recomiendo:

.- No administres medicamentos para la tos a menos que hayan sido recetados expresamente por el pediatra (a menudo son inútiles, y hasta peligrosos especialmente si el niño tiene menos de dos años).

.- Sigue estrictamente las instrucciones del pediatra.

.- Evita exponer a tu hijo a irritantes en el aire (humo, polvo, contaminación del aire, entre otros).

.- Usa un humidificador para ayudar a la fluidización de la mucosidad.

.- Lávate las manos a menudo y también las del niño. Procura mantener buena higiene en élal igual que en el espacio donde esté guardando el reposo.

.- Anima al niño a tomar muchos líquidos, como agua, jugos, sopas, además dale a comer frutas y verduras para prevenir la deshidratación (falta de líquidos).

.- Anima al niño a comer a menudo, pero solo comidas pequeñas, para evitar provocar vómitos

Observa permanentemente al Niño e Informa inmediatamente al médico cualquier signo de deshidratación, que incluya:

  • Boca seca y amasada
  • Somnolencia o cansancio excesivo
  • Sed
  • Disminución de la micción
  • Poco o nada de lágrimas durante el llanto
  • Debilidad muscular
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
Puntúa este Articulo

Terminos Relacionados:

  • síntomas de la tosferina
  • sintomas de la tosferina en adultos
/* */